La diputada agradeció "no ser candidata" en estas elecciones y aseguró que lo importante es la elección de octubre.


La diputada nacional oficialista Elisa Carrió minimizó el resultado que pudiera haber este domingo en las elecciones primarias y disparó con dureza contra el principal asesor de la campaña de Juntos por el Cambio, Jaime Durán Barba, por quien dijo ser “una cosa horrible”.

Ácida y sin rodeos como es habitual, la diputada dejó en dudas que vaya a finalizar en tiempo y forma su mandato como legisladora, que vence en 2021. Y a diferencia de otros dirigentes del oficialismo, como María Eugenia Vidal y Horacio Rodríguez Larreta, defendió las PASO.

La gobernadora bonaerense y el jefe de Gobierno porteño habían pedido en la mañana que se revise el esquema electoral de la Argentina para suprimir las elecciones primarias, porque por ejemplo en esta oportunidad los diez frentes electorales que presentan precandidatos presidenciales no tienen competencia interna.

“Sí, sirven. Y es hora de que en otras PASO haya varios candidatos a Presidente. Le sirve a las próximas generaciones. Quizás ahora todavía el esquema corporativo de cerrar una sola candidatura, dada a veces la inestabilidad a veces económica, parece que no sirve, pero sirve”, dijo Carrió.

La legisladora se presentó a las 14:30 en la escuela Numero 3 Onésimo Leguizamón del barrio porteño de Rocoleta, donde emitió su voto. Fue la última vez que sufragó allí dado que se mudó a la localidad bonaerense de Capilla del Señor, en el partido de Exaltación de la Cruz.

Al ser consultada sobre sus de deseos para este domingo 11 de agosto, la legisladora dijo que no tenía mayores expectativas sobre el resultado de las primarias, a las que consideró como “una encuesta”.

“En realidad yo no tengo deseos, tengo una certeza: en octubre gana la República democrática. Y es en octubre. Lo que suceda… a veces Dios escribe derecho por caminos torcidos. Pero de lo que estoy segura es que agradezco a Dios todo esto y además el hecho de no ser candidata es fascinante”, dijo la legisladora.

Risueña y tras haber dormido la siesta, la diputada sembró dudas sobre su futuro político. “Les digo a todos: tengo dos años más de mandato, espero cumplirlos, no sé si los voy a completar. Pero bueno, no ser candidata es una maravilla. Les doy un beso grande porque no los veo más, porque a Capilla no van a ir”.

¿De qué depende que complete el mandato?, le consultó la prensa. “Bueno, qué se yo… depende de distintas circunstancias, de salud o a lo mejor me muero, o me caso y me voy de luna de miel”, dijo la diputada.

La líder de la Coalición Cívica, una de las patas políticas del oficialista Juntos por el Cambio, dijo que “obvio” que irá al búnker del oficialismo en el predio porteño de Costa Salguero en la noche de este domingo. “Para mí es todo fiesta hoy, pero para mí la fiesta total para toda la Nación va a ser en octubre. Tengo la certeza de octubre, hoy no me preocupa”, agregó.

¿Los resultados de hoy van a marcar el rumbo a octubre?, le consultó la prensa a Carrió. Y ella respondió: “No necesariamente. Yo lucho por la República y la adversidad me gusta mucho más que la victoria. Así que si hay victoria seguramente me van a ver menos. Pero si hay derrota seguramente me van a ver haciendo 20.000 kilómetros”.

Al referirse a las Paso, dijo: “Esta es la única encuesta que vamos a tener, esta es la única. Octubre es decisivo y es en primera vuelta. No va a haber balotaje, por la paridad de fuerza no hay balotaje. Ahí se juegan dos sistemas: una República democrática y la posibilidad de convivir todos, o la división definitiva de una sociedad como en Venezuela”.

A poco de que finalizara la votación, la diputada expresó su “desprecio” para los encuestadores y los asesores de imagen “incluido (Jaime) Durán Barba”. “Nunca los usé y gracias a Dios estuve 25 años en la política argentina sin un encuestador ni asesor de imagen y a base de coherencia y autenticidad termino así. Así que ni me pregunten por todas esas cosas horribles”.

Por la corresponsalía Buenos Aires.





Comentarios