Se trata de Ezequiel Muth, arquero de 20 años que inició su carrera en el conjunto "Millonario"


Se suele decir que el fútbol profesional es un ambiente muchas veces ingrato. Ezequiel Muth pasó de ser una joven promesa que atajaba en las inferiores de River y que fue alguna vez observado por el Milan de Italia, a tener que buscar un club por Twitter.

A través de su cuenta en la red social, el arquero publicó su prontuario futbolístico y escribió: “Estoy buscando club. Nunca pensé recurrir a esto, pero si alguien me ayuda ¡se lo agradezco! Me quede sin club, sin trabajo y sin casa. ¡Lo único que quiero es poder cumplir mi sueño! De corazón muchas gracias a todos lo que intentan ayudarme”.

En comunicación con Olé, el futbolista que quedó libre de River el año pasado y llegó a entrenar en primera relató su historia. Luego pasó al Villacarrillo CF, que compite en el Grupo II de la División de Honor, un torneo regional de Andalucía que se ubica debajo de la Tercera División del fútbol de España.

Montaje: Olé.

Del conjunto andaluz lo despidieron aún cuando le habían firmado un contrato por dos temporadas y según cuenta Muth tampoco le pagaron. “Me fui a Barcelona con un compañero que me bancó en la casa. Hace dos semanas quedé en el Ejea, de Segunda B, pero no iba a tener lugar porque firmaron una afiliación con Huesca, de Segunda División”, cuenta.

Me tuve que venir a Ibiza a trabajar de promotor, pero me echaron y me dejaron sin casa. Ahora sigo viviendo ahí, en lo de un chico colombiano que conocí hace cinco días jugando un partido de fútbol. Dios me lo puso en el camino y él me abrió las puertas de su casa”, continuó el joven.

En 2015, el joven arquero disputó un torneo internacional juvenil con River, en Catar, donde también participaron importantes equipos europeos como Real Madrid, Arsenal y Milán. Ahí había surgido el interés del conjunto italiano por Muth, aunque la operación no llegó a concretarse.

En ese torneo, sin embargo, comenzarían los problemas para Ezequiel Muth. El joven sufrió un esguince que lo marginó del fútbol. “Me esguincé el tobillo y ahí perdí todo lo que conseguí”. “Volví con un nivel mejor que el de antes, pero no pude volver a afianzarme”, finalizó el joven que si bien vive tiempos difíciles, aseguró que no va a parar hasta cumplir su sueño como futbolista profesional.




Comentarios