Por la muerte del fiscal Alberto Nisman, está con prisión domiciliaria y tobillera electrónica.


El técnico informático Diego Lagomarsino, procesado por la muerte del fiscal Alberto NIsman, afirmó que se encuentra trabajando como perito oficial para la Justicia desde hace dos años.

“En un estado de derecho puedo trabajar donde quiera”, dijo Lagomarsino, quien agregó en diálogo con Clarín que ya realizó aproximadamente “una docena de pericias”.

Diego Lagomarsino (EFE).

Al ser consultado sobre la compatibilidad entre el trabajo como perito oficial y el procesamiento en su contra por la muerte de Nisman, destacó que “si fuese ilegal no lo podría estar haciendo”. Asimismo, aclaró que es una persona “sin antecedentes penales, porque un procesamiento no es una condena”.

“Acepto que puede llamar la atención porque soy una persona conocida acusada injustamente de un hecho que no cometí, pero repito: no es incompatible y estamos en un estado de derecho. ¿O quieren que vuelva la época de los militares? Acá Macri fue presidente mientras estaba procesado en una causa y Cristina ahora es candidata y, ¿cuántos procesamientos tiene? ¿Cómo no voy a poder trabajar yo para la Corte estando procesado sin condena?”, expresó.

Lagomarsino fue procesado como partícipe necesario en la muerte de Nisman y está con prisión domiciliaria. El técnico informático le prestó el arma (calibre 22) que apareció en el baño de Nisman el domingo 18 de enero de 2015 en su departamento en el barrio porteño de Puerto Madero.

Además, es monitoreado con una tobillera electrónica que no le permite alejarse a más de 100 kilómetros de su casa ubicada en un barrio cerrado de Martínez. También, está obligado a presentarse cada 15 días en Comodoro Py ante el juez Julián Ercolini, quien investiga el caso Nisman.






Comentarios