El "Xeneize" se mostró apático y falto de precisión ante un equipo mexicano que aprovechó una de las pocas chances de gol que tuvo. 


Boca mostró anoche un rendimiento apático y cayó 1-0 ante Xolos de Tijuana, en México,por el último encuentro amistoso de la gira que el “Xeneize” desarrolló por territorio norteamericano antes de la reanudación oficial de la competencia.

De este modo, el equipo dirigido por Gustavo Alfaro finalizó este tramo de la pretemporada y en las próximas horas emprenderá el regreso a Buenos Aires, donde estará llegando en la madrugada del sábado.

(Photo by Guillermo Arias / AFP)

El único gol de la jornada en el estadio Caliente fue obra del ecuatoriano Miller Bolaños, a los 42 minutos del complemento. 

El defensor Lisandro López sintió una molestia muscular en el calentamiento precompetitivo y fue preservado. Por tal motivo, su lugar en la zaga lo ocupó Paolo Goltz.

El primer tiempo mostró a un Boca falto de ritmo, con poca precisión en el traslado y escasa resolución en los metros finales.

A diferencia de lo exhibido en los otros dos amistosos ante América (2-1) y Chivas (2-0), el conjunto xeneize no ejerció el dominio territorial del juego. El equipo local, con un prolijo trabajo del ecuatoriano Bolaños, llevó la iniciativa, aunque no tuvo muchas chances para inquietar al arquero Marcos Díaz.

El exvolante de Liga Deportiva Universitaria de Quito tuvo la ocasión más clara, con un remate que pegó en la parte exterior de la red a los 11 minutos del primer tiempo. El árbitro César Ramos, en tanto, se convirtió en involuntario protagonista de un partido ordinario, al omitir un penal que Buffarini le cometió a Sanvezzo, además de no sancionar una clara falta a Tevez cuando se metía en el área del conjunto mexicano.

EFE/ Alejandro Zepeda

En la segunda parte, “Lechuga” Alfaro introdujo diferentes variantes con la ilusión de que su equipo recuperara el compromiso ofensivo. Pero la ‘efervescencia’ del tándem Mac Allister-Zárate duró apenas 10 minutos. Ese efímero buen rendimiento alcanzó para una pelota parada a favor y un cabezazo de Goltz al palo, tras una mala salida del arquero Lajud.

El “Xeneize” pudo abrir la cuenta con un tiro libre de Mac Allister (de una labor aceptable), que rechazó muy bien el arquero local

El partido parecía finalizar inexorablemente en empate hasta que el ecuatoriano Bolaños ensayó un derechazo cruzado que contó con una floja respuesta de Andrada y se tradujo en el único tanto de la noche.






Comentarios