El cordobés murió a los 81 años. Su carrera lo llevó a ser senador, jefe de gobierno de la Ciudad de Buenos Aires y Presidente de la Nación.


En la madrugada del martes 9 de julio falleció el expresidente Fernando De La Rúa a los 81 años, tras padecer problemas cardiovasculares con los que luchó durante el último año de su vida. Por su muerte, se decretaron tres días de duelo.

Nacido en Córdoba el 15 de septiembre de 1937, se crió en el seno de una familia de clase media alta en la que su padre Antonio fue un destacado dirigente de la UCR. De La Rúa comenzó su militancia política en el radicalismo argentino mientras cursaba Derecho en la Universidad Nacional de Córdoba, carrera de la que se licenció a los 21 años con medalla de oro.

El exmandatario militó toda su vida para la UCR. (Foto:ArchivoClarín)

Durante el gobierno del presidente Arturo Illia, fue jefe de asesores en el Ministerio del Interior. En 1973, De La Rúa se convirtió en senador.  Ya lo habían apodado “Chupete” por su juventud para el cargo.

Ese año, los argentinos vivieron una seguidilla de cambios con la renuncia del entonces presidente peronista Héctor Cámpora, las nuevas elecciones donde Juan Domingo Perón donde ganó con el 62% de los votos. En esas elecciones, el radicalismo se presentó con Ricardo “Chino” Balbín como candidato y De La Rúa para vicepresidente.

De La Rúa en 1983, candidato por la fórmula de Ricardo Balbín. (Foto:ArchivoClarín)

Fue legislador hasta 1976, cuando los militares dieron el golpe de Estado que desencadenó la última dictadura argentina, que se extendió hasta 1983. 

Con la vuelta a la democracia, De La Rúa desarrolló una intensa carrera política como senador. En sus tres mandatos (1973,1983 y 1992) se destacó con leyes en beneficio de los jubilados y pueblos originarios, además de combatir la discriminación y la violencia en el fútbol. Por esas épocas, también fue profesor titular de Derecho Procesal en la UBA por 20 años y escribió un clásico del tema, “Teoría General de Proceso”.

Fernando De la Rúa en 1996, como jefe de Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires. (Foto:ArchivoClarín)

Luego, fue jefe de gobierno de la Ciudad de Buenos Aires, cargo para el que fue elegido en 1996 por el voto popular. Desde allí, dio el salto a la Casa Rosada. 

En 1999 unió fuerzas con Graciela Fernández Mejilde y ganó la elección contra el peronismo, que tenía a Eduardo Duhalde como candidato. Uno de sus spots de campaña quedó inmortalizado: con el objetivo de diferenciarse de Carlos Menem, quien se mostraba con estrellas de rock y manejando autos de lujo, el video del candidato radical apuntaba a fortalacer sus virtudes. “Dicen que soy aburrido, ¿será que no manejo Ferraris?”, decía en el vídeo.

Llegó a la presidencia luego de los mandatos de Carlos Menem y dos años después, entre el vértigo económico que generó el corralito, los saqueos y las marchas de diciembre de 2001, la vida política del cordobés llegó a su fin.

(Foto:ArchivoClarín)






Comentarios