Ante la iniciativa de River de abrir su estadio por la noche para acoger a quienes no tienen un techo dónde dormir, Boca dio su postura al respecto.


Ante la ola de frío que azota Buenos Aires y alrededores, muchos clubes han tenido el gesto de abrir sus puertas durante las noches para que quienes no tienen un hogar dónde resguardarse puedan descansar con mayor comodidad.

El primer club en iniciar con esta idea fue River Plate. La iniciativa fue replicada rápidamente por Racing, Estudiantes, Vélez y otros tantos clubes que se sumaron y además de abrir sus puertas brindaron alimentos y bebidas calientes a quienes se acercaban.

Sin embargo, sorprendía que Boca Juniors no tomara postura respecto a la situación. Finalmente, a través de la cuenta de Twitter de la Fundación Boca Social, el “Xeneize” se expresó y a través de un comunicado justificó sus razones por las cuales no abrirá el Alberto José Armando.

El comunicado completo de Fundación Boca Social.

“CON HUMILDAD Y A LARGO PLAZO. La Fundación realiza campañas de atención a problemas urgentes, como cada vez que se ha movilizado para recibir y distribuir donaciones a inundados, incendios en conventillos o problemas del tipo. Valora y aplaude a quienes también tienen esos gestos.

Pero fundamentalmente la Fundación Boca Social apuesta con convencimiento a los frutos del trabajo a mediano y largo plazo. Al acompañamiento personalizado y consciente de quienes se acercan al club para participar de un programa social.

Cuando un chico que por años recibió apoyo escolar y acompañamiento educativo termina la escuela en la pública de La Boca, es noticia para sus profesores, su familia, y maestros de apoyo escolar.

Cuando una madre que asiste a UPA La Boca logra dar el pecho y conectarse con los instintos de su hijo o hija, vemos nuestro trabajo realizado. Y a ese logro individual, que es colectivo, lo celebramos internamente.

Cuando un adulto mayor encuentra compañía en Boca Senior y espera al jueves para disfrutar la tarde con sus pares y vecinos de toda la vida, el trabajo de la Fundación está hecho.

Cuando los pibes de barrios vulnerables que juegan en la Liga del Potrero te cuentan que decidieron dormir más la noche previa al partido de cada sábado porque están comprometidos con la competencia y quieren jugar la final en la Bombonera.

Cuando se cumplen siete años de que Cristopher deja todo en la cancha junto a otros cuatro amigos con discapacidad intelectual, te das cuenta cuán importante es para ellos el equipo que conformaron en Boca inclusivo.

El largo plazo y el trabajo de todos los días es silencioso, pero estamos convencidos de que es la mejor manera de estar presentes en la vida de la gente de nuestro barrio.

Crecemos como institución junto a cada niño, adulto, padre o abuela que vemos progresar. Junto a cada hincha que comprende el trabajo que realizamos. Es el agradecimiento de cada uno el que nos gratifica y por el que salimos cada día a jugar nuestro partido fuera de la cancha“.






Comentarios