El encuentro entre el líder del Frente Renovador y el presidente de la Cámara Bajase dio luego de quedar relegado en las listas electorales de Cambiemos.


Relegado del poder por el tándem Mauricio Macri-Marcos Peña, el presidente de la Cámara de Diputados, Emilio Monzó, no para de dar señales de un alejamiento definitivo de lo que supo ser Cambiemos y, en simultáneo, de un acercamiento al peronismo, espacio al que originariamente pertenece.

La gobernadora bonaerense, María Eugenia Vidal, marginó a sus hombres de las listas de precandidatos a diputados y senadores provinciales, y en el ámbito nacional ya había avisado que no pelearía por renovar su banca, separado por completo del armado electoral y de la toma de decisiones.

En ese marco, Monzó mantuvo esta semana un encuentro con Sergio Massa, primer candidato a diputado nacional por la provincia de Buenos Aires del kirchnerismo, y este miércoles, en la sesión de la Cámara Baja, se preocupó especialmente por felicitar a cinco diputados que ganaron elecciones en las últimas semanas. Todos peronistas que vencieron en las urnas nada menos que a los candidatos de Cambiemos.

Entre ellos, el cordobés Martín Llaryora, vicepresidente de la Cámara de Diputados, intendente electo de la capital provincial, quien se levantó de su banca y saludó a todo el hemiciclo y a Monzó.

Antes, el presidente del cuerpo había felicitado a Sergio Ziliotto, gobernador electo de La Pampa, y a Alejandra Rodenas, vicegobernadora electa de Santa Fe. Ambos lo saludaron con los dedos en v.

Desde el estrado, y con una sonrisa y aplausos bien marcados, Monzó también felicitó por sus triunfos a los kirchneristas María Emilia Soria, intendenta electa de General Roca (Río Negro), y Martín Pérez, intendente electo de Río Grande (Tierra del Fuego).

Monzó se reúne con Massa con frecuencia, pero el último encuentro, realizado en Tigre, se produjo a pocas horas del cierre de listas, del que Monzó resultó golpeado, y en medio de rumores sobre su futuro político.

Pero el encuentro entre el líder del Frente Renovador y el presidente de la Cámara Baja cobró relevancia por una razón más simple: ambos se preocuparon por hacerlo saber en los medios.

Monzó repite en off the record que no abandonará el barco cambiemista hasta que no termine el mandato de Mauricio Macri. Pero ya está preparando el terreno.






Comentarios