El defensor chileno podría recibir una sanción de oficio por parte de la Conmebol.


El chileno Gonzalo Jara protagonizó un insólito momento durante el encuentro en que Uruguay le ganó 1-0 a La Roja este lunes por la Copa América, cuando un hincha invadió el césped y el futbolista decidió derribarlo con un puntapié. Por su reacción, el defensor podría ser suspendido por al menos un partido, según los reglamentos de la FIFA y Conmebol.

El incidente ocurrió a los 72 minutos de juego, cuando un hincha con máscara de gallina y bandera albiceleste saltó al campo de juego del estadio Maracaná y Jara lo pateó con el objetivo de detenerlo.

Seguidamente, el delantero uruguayo Luis Suárez pidió la expulsión del defensor chileno, pero el juez brasileño Raphael Claus optó por no sancionarlo.

Ahora, Jara podría enfrentar una dura sanción según el Artículo 12 del Código Disciplinario de la Conmebol (Infracciones y sanciones por comportamientos impropios de jugadores y oficiales). “Suspensión como mínimo de dos partidos en la competición o por un período de tiempo específico por conducta violenta o por agredir a jugadores o a cualquier otra persona presente en el partido, excepto a sus oficiales”, indica el documento.

Además, el Código Disciplinario de la FIFA, en su capítulo II, sección II, hace referencia a las “conductas incorrectas frente a adversarios u otras personas que no sean oficiales de partido” y determina “como mínimo, un partido de suspensión“.

De concretarse la amonestación, sería la segunda vez que el futbolista es sancionado en un duelo frente a Uruguay en la Copa América: en el torneo de Chile 2015 provocó a Edinson Cavani metiéndole un dedo en la cola y se perdió dos partidos.






Comentarios