El Diez tuvo una clarísima oportunidad de gol pero la pelota fue a las nubes y no pudo estirar la ventaja.


Lionel Messi se cansa de hacer goles en el Barcelona, pero al jugar con la Selección no puede anotar con facilidad. En el partido frente a Catar estuvo muy cerca de marcar el 2-0 por la Copa América, pero no pudo estirar la ventaja.

En una clarísima ocasión de gol, la pelota llegó a su pie izquierdo a los 72 minutos de un intenso partido, pero le picó antes de tiempo y terminó volando hacia las tribunas.

El Diez se lamentó por no poder convertir en un partido definitivo para Argentina, que solo depende de sí mismo para clasificar a cuartos de final.





Comentarios