Primero dijo que el pequeño se había atragantado mientras tomaba la leche, pero luego confesó el crimen. Quedó detenida, acusada de homicidio doblemente agravado.


Una mujer de 32 años ahogó a su pequeño hijo de ocho meses en Araujo, localidad ubicada en el partido bonaerense de 25 de Mayo. La madre, de nombre Silvana, intentó hacer pasar la muerte del pequeño como un accidente, aunque luego terminó confesando el aberrrante crimen.

El hecho se produjo el domingo en horas del mediodía, y poco después arribaron al lugar los servicios de emergencias médicas. Allí, constataron que el pequeño se encontraba sin vida e intentaron reanimarlo, sin éxito.

La mujer le dijo a su marido que el bebé se había atragantado mientras tomaba la leche. Sin embargo, las pericias de la Policía Científica contradijeron su versión y la madre del pequeño terminó admitiendo que había ahogado a su hijo en un balde con agua, en el interior de su casa.

La acusada fue trasladada a Norberto de la Riestra, donde quedó alojada, y este martes prestó declaración en los Tribunales de Mercedes.

Según trascendió, la mujer tendría serias alteraciones mentales. El expediente fue caratulado como “Homicidio doblemente agravado por el vínculo y alevosía”.





Comentarios