Es la primera clasificación de las europeras, mientras que a las asiáticas el empate les alcanzaba para ser una de las cuatro mejores terceras. 


Los seleccionados femeninos de China y España igualaron hoy por 0-0 por la tercera y última fecha del grupo B y ambos se clasificaron a los octavos de final.

A China le alcanzaba un empate para conseguir, con cuatro puntos, para terminar como una de las cuatro mejores terceras. Tras el partido, su seleccionador Jia Xiuquan celebró como una victoria el resultado.

Con estos ingredientes, el guión del partido fue muy previsible. España buscó la victoria y China, muy ordenada con un esquema 4-4-2, se conformaba con la igualada y no mostraba mucho interés en acercarse al área de la arquera Sandra Paños, que disfrutó de una tarde libre, sin realizar ni una parada.

La Roja, con una animación ofensiva que incluyó en el once titular a Lucía García en la derecha, Mariona Caldentey en la izquierda, Jenni Hermoso como mediapunta y Nahikari García como delantera, volvió a evidenciar que la falta de pólvora es su condena.

El equipo de Jorge Vilda fabricó una larga lista de ocasiones (24 por 1 de China): Nada más comenzar Virginia Torrecilla y Lucía repitieron la asociación que dio a España su único gol en juego en el Mundial -ante Sudáfrica, 3-1-, pero el pase al hueco de la primera se le quedó un poco largo a la segunda (3).

Luego Lucía tuvo el gol en la punta de su pie y la mala suerte se interpuso entre Hermoso y Nahikari, con el disparo de la primera siendo rechazado por la segunda (10).

Las jugadoras chinas festejan el pase a octavos (Foto: LOIC VENANCE / AFP)

De lejos tampoco encontraba el gol la Roja. Ni Mariona, cerca de un poste (32) ni Torrecilla, demasiado alto (34).

España clasificó por primera vez a los octavos de final tras terminar segunda con cuatro puntos y China avanza como una de las cuatro mejores terceras con la misma cantidad de unidades.

Lucía García intenta desbordar a la arqueraen el España-China del Mundial de Francia (Foto: DEPORTES RFEF)

Mientras tanto, el plantel argentino tuvo la mañana libre y aprovechó para fotografiarse en la mítica Torre Eiffel de París antes de seguir con la preparación para el partido del miércoles ante Escocia.






Comentarios