"No puedo creer que no lo vamos a ver más", dijo su compañero de Fox Sports Radio, que lo calificó como "un desprolijo hermoso".


El periodista deportivo Sebastián ‘Pollo’ Vignolo recordó a Sergio Gendler, a poco de conocerse su fallecimiento. Visiblemente emocionado, Vignolo habló sobre su compañero de Fox Sports Radio que murió este jueves después de 10 días internado por un cáncer de intestinos.

En diálogo con Arriba Argentinos (El Trece) el conductor de Pasión por el Fútbol dijo estar “roto, amargado, tratando de recordarlo pero sin poder creer que se nos haya ido”. Y añadió: “más allá de que hacía un tiempo que la venía luchando, al principio de manera silenciosa, hasta que uno fue advirtiendo que algo grave pasaba”.

“Notábamos que no estaba igual”, recordó el “Pollo”. “Yo lo defino como un amigo, un tipazo, un desprolijo lindo, un tipo gracioso, carismático, y notábamos al último tiempo que algo pasaba, no lo veíamos igual, con ese brillo. Tenía pinceladas de esa forma tan particular de ser, tan gracioso, veíamos que habia perdido esa algría pero no sabíamos qué le pasaba”.

Según cuentan sus allegados, Gendler no compartió la novedad de su enfermedad con ellos, sino que lo mantuvo en secreto y le pidió a su familia que hiciera lo mismo. “No hace mucho nos dimos cuenta de que eligió el camino de pelearla solo y aferrarse a los suyos, y empezamos a tirar para adelante en silencio, apoyándolo en lo que él quería, pero siempre con la esperanza de que iba a volver. Su lugar en el programa no lo ocupa nadie. Estabamos confiados en que iba a volver a pesar de que la persiana se iba bajando cada vez más”.

Vignolo mencionó a Gendler al recibir el Martín Fierro el fin de semana (Web)

Sobre la particular forma de ser del periodista, Vignolo destacó: “Sergio es un desprolijo hermoso. Todo nos daba gracia. Era un pibe muy positivo, muy chistoso, un gran periodista, un tipo que te salia al aire desde cualquier lado con un escarbadientes“.

Y recordó un anécdota junto a Gendler: “Me acuerdo cuando yo era pibe, recién empezaba, y él me enseñó que el periodista deportivo tenía que tener siempre dentro del auto un traje. Él bajaba en bermudas y se ponía un traje, era una cosa que lo mirábamos y no lo podíamos creer”.






Comentarios