El flamante candidato a vicepresidente por el oficialismo brindó más detalles de su postulación y apuntó contra el kirchnerismo. 


El precandidato a vicepresidente por Cambiemos, Miguel Angel Pichetto, afirmó este miércoles que Argentina “tiene una serie de compromisos con organismos internacionales, fundamentalmente con el FMI, que tiene que afrontar” y “ver cómo los reformula si no puede, pero todo en un marco de común acuerdo”.

En declaraciones a radio Mitre, el senador peronista y compañero de fórmula de Mauricio Macri ratificó que el país “no puede volver más a decisiones unilaterales, cebado por discursos de contenido emocional, ya que implican un riesgo fenomenal”.

EFE/Carmen Herranz

“Si Argentina vuelve a defaultear, va a pasar a ser un país sumergido, aislado, despreciado en el contexto de las naciones por incumplidor serial”, advirtió.

“Hay que plantearse metas de crecimiento y ver cómo se pueden abordar los compromisos. Trabajar sobre los plazos, los vencimientos, eso es una política económica racional, y que Argentina vaya ordenándose”, apuntó.

Por otro lado, el flamante candidato a vice por el oficialismo cuestionó a Cristina Kirchner con una sutil chicana sobre la fórmula Fernández-Fernández: “A mí me eligió el Presidente y no al revés”.

La filosa frase de Pichetto se debe a que la exmandataria anunció a Fernández como su compañero de fórmula, todo lo contrario a lo ocurrido con Macri este martes, quien dio sus argumentos para elegir a Pichetto en busca de la reelección.

“Están en juego dos propuestas: la consolidación de un modelo democrático y, la otra, que expresa componentes complejos y autoritarios. Está en juego si la Argentina va a dejar de discutir tonterías, que otros países no discuten más, que es el modelo capitalista. La Argentina tiene que tener integración con los mercados“, afirmó el extitular de bancada del peronismo en el Senado, apelando a la polarización con el kirchnerismo.

Cristina Kirchner presenta “Sinceramente” en Santiago del Estero

En cuanto al rol que tendría en el caso de que Macri sea reelecto, Pichetto dijo que el vicepresidente “tiene que estar a la sombra del presidente, impulsar las políticas del Ejecutivo y acompañar las políticas de Estado que implemente el Presidente”.

Por último, Pichetto no se achicó y dejó en claro que está dispuesto a afrontar un debate con la competencia. “Si hubiera un debate de vicepresidente no tengo ningún problema, tengo la mejor predisposición. Es más que saludable el debate”, insistió, en diálogo con radio La Red.






Comentarios