La candidatura del senador justicialista cuenta con el aval de la Coalición Cívica y la Unión Cívica Radical.


El senador peronista Miguel Ángel Pichetto será el compañero de fórmula de Mauricio Macri en las elecciones de octubre, donde el Presidente buscará su reelección.

La decisión se tomó bajo un total hermetismo y sorprendió porque los últimos rumores indicaban que el oficialismo nacional optaría por una figura del radicalismo para que secunde a Macri en el binomio.

Pichetto es uno de los principales referentes de Alternativa Federal, junto al gobernador cordobés Juan Schiaretti, el salteño Juan Urtubey, el dirigente bonaerense Sergio Massa.

Según dijeron fuentes oficiales a Vía País, la precandidatura a vicepresidente de Pichetto por Cambiemos cuenta con el aval de la Coalición Cívica y la Unión Cívica Radical.

Esto sucede después de que el Gobierno le haya ofrecido el mismo puesto al gobernador de Salta, Juan Manuel Urtubey, quien rechazó la iniciativa.

Pichetto es el opositor que más dialoguista se mantuvo en los últimos tres años y medio con Cambiemos, e incluso fue clave para la aprobación de leyes como las reformas previsional y la tributaria.

El propio Pichetto viene dando algunas señales. El pasado 7 de junio aseguró que si se llegara a dar un balotaje el 22 de noviembre entre Macri y Alberto Fernández, él votará por el actual presidente de la Nación y líder de Cambiemos.

El senador peronista sorprendió al expresar en televisión declaraciones similares a la línea discursiva que estableció el jefe de Gabinete, Marcos Peña, como jefe de campaña de Cambiemos, como la idea de “no volver al pasado”, dado que eso es lo que para el oficialismo representa el kirchnerismo y gran parte del peronismo.

En declaraciones al canal Net, el senador afirmó “la grieta verdadera” en la Argentina está entre la construcción de “un espacio democrático, con hombres y mujeres con una mirada democrática del país y del futuro del país, y una concesión que anidan algunos sectores autoritaria. Esto es lo que digo”.

“Esa es la verdadera grieta, y ese es el riesgo que la Argentina tiene de volver hacia atrás, hacia el pasado, con algunas ideas que además son viejas: digamos, reivindicar el consenso de Washington o hablar de una Latinoamérica que ya no existe, o no comprender el mundo en el que se vive”, expresó Pichetto.

Aclaró que el identifica a ese espacio “antidemocrático” en el kirchnerismo y una parte del peronismo que se alió con Cristina Fernández de Kirchner, “que ha estado en algunas acciones y acontecimientos transitando el borde de la mesa; eventos como por ejemplo el debate de la reforma previsional, que no fue tan dramática”.

Al ser consultado explícitamente sobre a quién votaría en un eventual balotaje entre Macri y Fernández, el senador peronista dijo que claramente se inclinará por el Presidente de la Nación y jefe de Cambiemos, que en octubre buscará su reelección.

“Yo lo definí en varias oportunidades. En estos días pasé por cuatro eventos, todos públicos, y he sostenido ese planteo. Voy a estar al lado del espacio democrático. En el escenario de balotaje, mi convicción es que Alternativa Federal tiene posibilidades de jugar el balotaje. Pero si tuviera que resolver yo elegiría estar en la opción democrática, que es la continuidad de un gobierno que tiene una mirada capitalista, inteligente, responsable, aún con errores”, dijo Pichetto.

“¿Pero es Macri?”, insistieron los periodistas. “Sí, claro”, concluyó Pichetto.

Por la Corresponsalía de Buenos Aires.






Comentarios