Autorizada por el Tribunal, la exmandataria faltó a su cita en Comodoro Py porque se superponía con sus tareas como senadora.


La expresidenta Cristina Kirchner no se presentó a la tercera audiencia del juicio oral de la causa conocida como “Vialidad”, en la que la exmandataria y otros exfuncionarios de su gobierno están acusados de asociación ilícita y otros delitos con la obra pública nacional en Santa Cruz.

Los detenidos Julio de Vido, exministro de Planificación, y el empresario Lázaro Báez, ambos acusados en esta causa, sí se presentaron a la audiencia en el Tribunal Oral Federal 2 (TOF 2).

Foto: Juan MABROMATA / AFP.

Gregorio Dalbón, uno de los abogados de la expresidenta Kirchner, había adelantado esta mañana que su defendida no se presentaría porque la audiencia se superpone con sus labores como senadora de la Nación.

“A la segunda audiencia concurrió porque no tenía ninguna obligación [como senadora]”, expresó Dalbón en diálogo con Futuröck y agregó que Cristina Kirchner “no tiene ningún problema en asistir”.

En esta jornada se continuó con la lectura del dictamen de acusación fiscal, a cargo de Gerardo Pollicita e Ignacio Mahiques.

Luego de la primera audiencia, el TOF 2 aceptó el pedido de la expresidenta Kirchner y la autorizó a no concurrir a las audiencias de lectura de los requerimientos de acusación si acreditaba que se superponen con sus labores parlamentarias.

EFE/Juan Ignacio Roncoroni

Además, se impuso a su abogado, Carlos Beraldi, la obligación de “acreditar debidamente el extremo referido, el deber de informar de todo cuanto suceda a su asistida en cada una de esas jornadas, para lo cual se le habrá de entregar al finalizar cada una de ellas una copia digital de lo acontecido y deberá acreditarlo”.

La expresidenta, que el 18 de mayo anunció su precandidatura a la vicepresidencia para las elecciones de octubre próximo, es juzgada por el presunto direccionamiento de la concesión de obras, en la provincia de Santa Cruz, a favor de empresas del detenido Lázaro Báez.

Por la corresponsalía de Buenos Aires.






Comentarios