Daniel Sabsay y Andrés Gil Domínguez opinaron sobre la situación que destapó una decisión de la Corte Suprema de Justicia.


Los constitucionalistas Daniel Sabsay y Andrés Gil Domínguez expresaron interpretaciones encontradas sobre la decisión de la Corte Suprema de Justicia que benefició a la expresidenta Cristina Kirchner.

Creo que esta decisión va a disuadir a los jueces que están juzgando la corrupción, a seguir adelante con la sustanciación de las causas a su cargo, al no sentirse respaldados por la Corte Suprema de Justicia de la Nación”, opinó Sabsay.

“Cómo no reaccionar frente a una decisión que pareciera operar en contra de la lucha contra la corrupción y que podría asegurarle impunidad a la exPresidenta de la República”, agregó Sabsay, quien expresó su opinión en radio Mitre, el canal TN y en la red social Twitter.

Esta decisión no tiene precedentes. Se utiliza una ‘extraña herramienta’. La Corte toma una causa de oficio, sin que exista una sentencia definitiva, es decir, en contradicción a su propia jurisprudencia: para que la Corte intervenga tiene que haber sentencia definitiva”, argumentó Sabsay, quien dirige la carrera de posgrado en Derecho Constitucional de la UBA.

Daniel Sabsay, abogado constitucionalista.

Sabsay opinó que la decisión de la Corte “podría ralentizar” otros juicios penales: “Da lugar a mucha arbitrariedad porque muchos juicios van a ser revisados previamente y otros no”.

El constitucionalista opinó que a los jueces de la Corte que firmaron la resolución podría caberle “el juicio político”. Sabsay explicó que “generalmente, la Corte Suprema rechaza los recursos extraordinarios o las quejas por parte de los acusados, por lo que sorprende lo que se decidió”.

Para el abogado y profesor universitario, Andrés Gil Domínguez, el hecho de que Corte Suprema de Justicia hiciera lugar a la queja interpuesta por Cristina Fernández “no implica que no va a ser juzgada sino que lo será con el derecho de defensa plenamente garantizado”.

Respecto a la solicitud de la Corte para que se le remitan “los autos principales”, Gil Domínguez sostuvo: “Aunque no es común, es una facultad que la Corte Suprema ejerce cuando constata que es existe una situación de gravedad institucional que afecta a toda la comunidad más allá del planteo de las partes”.

“En el caso ‘Vialidad’, la Corte, ante la interposición de una queja por parte de la defensa de Cristina Fernández donde planteaba la violación del derecho de defensa y del debido proceso, solicitó los autos principales”, explicó.

“Si la Corte hace lugar a la queja, esto no implica que Cristina Fernández no va a ser juzgada sino que lo será con el derecho de defensa plenamente garantizado”, agregó Gil Domínguez.

¿Podría la Corte certificar con copias el expediente y devolver los autos principales al tribunal para que se inicie el juicio? Gil Domínguez rechazó esta posibilidad. “No es posible porque tiene que resolver cuestiones previas al juicio oral y público relacionadas con el derecho de defensa que de continuar el juicio, se volverían inaplicables”, dijo.

“La Corte no puede estudiar el recurso de queja mientras continúa el proceso porque lo que tiene que resolver es sustancial al proceso principal. Por ende, primero lo resuelve y después sigue la tramitación del principal”, afirmó Gil Domínguez.






Comentarios