La esposa de Rodríguez Larreta había sido contratada para la planificación, pero luego la familia declinó sus servicios.


La boda de Lionel Messi y Antonela Roccuzzo fue uno de los grandes acontecimientos del 2017. La organización del megaevento, al que acudieron figuras de del ámbito nacional e internacional, estuvo a cargo de una empresa reconocida.

Sin embargo, inicialmente la pareja había confiado la planificación de la fiesta a Bárbara Diez, una de las más conocidas wedding planners del país y esposa del jefe del Gobierno de la Ciudad, Horacio Rodríguez Larreta.

La boda de Lionel Messi y Antonela Roccuzzo fue uno de los grandes acontecimientos del 2017.

Ambos estuvieron presentes este sábado por la noche en el programa de Mirtha Legrand, donde debatieron con la conductora sobre distintos temas de actualidad y relativos a su vida privada. Cuando Diez fue consultada por la diva sobre cómo Lionel y Antonela dieron marcha atrás en la contratación de sus servicios, la esposa de Larreta no tuvo problema en explicar el episodio.

Me llamaron para decirme que no iban a utilizar nuestros servicios“, comentó la empresaria, tras señalar que era la primera ocasión en que se refería públicamente a lo ocurrido.

Inicialmente la pareja había confiado la planificación de la boda a Bárbara Diez, pero luego declinó sus servicios.

“¿Les pareció muy alto el presupuesto?”, quiso saber “La Chiqui”. “No…”, respondió convencida Diez. “¿Nunca te lo mencionaron?”, insistió Legrand. “Ella y él estaban de acuerdo con los presupuestos, pero fue el papá de Messi, que se empezó a involucrar, empezó a ver las planillas, no entendía a qué se refería cada cosa. Nunca nos preguntó y dijo directamente: ‘Esto no se hace‘”, aclaró Diez, quien ha organizado las bodas de grandes figuras del espectáculo y la aristocracia argentina.

Tras ello, la empresaria confesó la desilusión que sintió. “Lo que me dolió mucho es que la gente empezara a hablar. No estaba de ánimo para salir a decir nada en contra ni a favor. Por eso no hablé. Googleo ‘Messi-Bárbara Diez’ y me asombro de las conjeturas que leo. Es más, después nos escribimos con Antonela y me dijo: ‘Bárbara, lamento un montón lo que están diciendo’. Ella es un amor. La boda estuvo muy bien, pero no era la boda que habíamos soñado con la novia. Fue linda, ni mejor ni peor, pero otra”, recalcó.






Comentarios