El subdirector del hospital Ramos Mejía informó que existe un "compromiso en la función renal" del diputado nacional.


Pablo Rossini, subdirector del hospital Ramos Mejia, compartió este viernes un nuevo parte médico sobre la salud del diputado nacional Héctor Olivares quien se encuentra internado tras el ataque a balazos que sufrió ayer a metros del Congreso de la Nación.

“Sigue grave y su estado es crítico, con riesgo de vida”, expresó.

Y amplió: “Estamos cursando el primer día después de su cirugía. Se mantuvo inestable, pero gracias a los médicos se pudo mantener una presión arterial adecuada para el funcionamiento de sus órganos”.

“Ahora estamos con un compromiso en la función renal, se encuentra con diálisis para el exceso de líquido. Una vez estabilizado, evaluaremos los momentos oportunos para una futura cirugía”, explicó Rossini.

Olivares se encuentra internado en el hospital Ramos Mejía desde el jueves por la mañana, tras recibir tres disparos desde un auto Volkswagen Vento gris que ya fue secuestrado.

Además, el subdirector del hospital agregó que el diputado tiene una herida en el colon y reiteró que se necesitan dadores se sangre de cualquier grupo y factor. De no mediar inconvenientes, el próximo parte médico se dará a conocer este sábado a media mañana.

Noticia en desarrollo por la corresponsalía de Buenos Aires.






Comentarios