"Podrán decir mil cosas de mi, pero mi felicidad nadie me la quita", escribió el joven llamado Osvaldo.


Tanto en México como en Argentina y otros países latinos, el cumpleaños de quince es una tradición arraigada para las mujeres: si bien algunas eligen hacer un viaje, muchas otras lo celebran con una gran fiesta con música, comida y amigos, y sobre todo un vestido especial.

Un joven mexicano, sin embargo, no quiso ser menos y cumplió su sueño de vivir la fiesta como una quinceañera, a pesar de su género. Como es tradicional en México, tuvo vestido y hasta chambelanes (bailarines).

Osvaldo Arteaga no tiene problema es mostrarse en sus redes expresando su homosexualidad e incluso vistiéndose una forma “femenina”, y cuando llegaron sus quince no lo dudó, quiso lo misma fiesta que su mamá le habían organizado a sus hermanas.

Eligió un vestido con una falda enorme, en tonos lilas y turquesas, y realizó una jugada producción de fotos junto a sus chambelanes, muy provocador.

Osvaldo Arteaga (Facebook)

Osvaldo Arteaga (Facebook)

Osvaldo Arteaga (Facebook)

“Podrán decir mil cosas de mi, pero mi felicidad nadie me la quita”, escribió después de la fiesta, que se realizó en la calle de su pueblo, en Cuernavaca, con más de 600 invitados.

Osvaldo Arteaga (Facebook)

“No es fácil que las personas te acepten. Siempre habrá alguien que te quiere ver abajo, pero si quieres ser feliz tienes que dejar todo eso a un lado. Lo único que importa es que cumplas tu sueño y te ames y valores por lo que eres”, dijo a un medio local.






Comentarios