Además, el dirigente radical afirmó que si se presentan a las elecciones igual que en el 2015, ganaría el kichnerismo.


Ricardo Alfonsín afirmó este martes que dentro de la Unión Cívica Radical (UCR) son mayoría los que opinan que su partido debe salirse de Cambiemos y armar un nuevo frente electoral. Y agregó que si hoy van a las elecciones con la misma propuesta que en 2015, ganaría el kirchnerismo.

“Hoy en el radicalismo somos mayoría los que veníamos proponiendo formar un nuevo frente que recupere la confianza y las expectativas de la gente, y que incluya al socialismo, GEN y sectores del peronismo”, afirmó Alfonsín en conversación radial.

Por otra parte, al respecto de las elecciones presidenciales de octubre, Alfonsín dijo que el escenario es distinto que en 2015: “Si Cambiemos fue la respuesta adecuada en el 2015, hoy no es lo mismo. Si en el 2019, las ofertas electorales que compiten son las mismas que compitieron en 2015, en esta ocasión ganaría Unidad Ciudadana”, vaticinó.

“Tenemos que conformar un nuevo frente que incluya más actores para crear una alternativa que hoy no existe”, agregó el exdiputado sobre el curso de acción que a su entender debe seguir el partido fundado en 1891 por Leandro N. Alem.

Consultado sobre la todavía inexistente convocatoria de la Convención Nacional de la UCR, Alfonsín afirmó que si el partido “no cumple con esa obligación estaría decretando la libertad de acción y cada radical podría hacer lo que juzgue más convenientes para el país. Sería la primera vez que ocurre eso en el partido”.

Sin embargo, Alfonsín no cree que eso vaya a ocurrir “porque además hay que dar un debate profundo dentro del partido y hacer un balance profundo de lo que pasó en estos tres años de gestión”.

Otro tema sobre el que se refirió fue la convocatoria a un acuerdo de diez políticas de Estado que hizo el Mauricio Macri a políticos opositores, sindicatos, empresarios y la Iglesia, entre otros. “Espero que la UCR también se pronuncie sobre el acuerdo de los diez puntos y deje en claro que no va a apoyar ninguna reforma laboral que se funde en la idea de que los trabajadores tienen demasiados derechos y que estos deben ser recortados”, dijo y lamentó que este diálogo no haya sido convocado en 2015.

Corresponsalía Buenos Aires.






Comentarios