El objetivo es mostrarle al Fondo Monetario Internacional y a los mercados que su gobierno es abierto al diálogo y no está aislado.


En el tren de mostrarle al Fondo Monetario Internacional (FMI) y a los mercados que su gobierno es abierto al diálogo y no está aislado políticamente, el presidente Mauricio Macri llamó este lunes a representantes de la Iglesia Católica y de la CGT para invitarlos a discutir los diez acuerdos básicos para mejorar la situación social en un contexto de crisis económica y ganar gobernabilidad por lo menos hasta las elecciones.

El jefe de Estado también llamó por teléfono a su exrival en el balotaje de 2015, el kirchnerista Daniel Scioli, quien el fin de semana se había mostrado dispuesto a participar del diálogo, si era convocado.

“En un momento tan complicado del país, como éste, pongo toda mi experiencia a disposición para colaborar, dar certidumbre, confianza y tranquilidad a nuestra gente”, dijo el exgobernador de la Provincia de Buenos Aires.

La semana pasada el presidente Macri había invitado por teléfono a los líderes de Argentina Federal, Miguel Pichetto, Juan Manuel Urtubey y Sergio Massa, a dialogar sobre estas políticas de consenso.

También llamó al posible candidato presidencial Roberto Lavagna, exministro de Economía, y tenía previsto comunicarse con la senadora y expresidenta Cristina Kirchner, según lo confirmó este lunes el ministro de Interior, Rogelio Frigerio.

“Probablemente, esta semana sea convocada a título personal”, dijo Frigerio. En el caso de la exmandataria, la invitación de Macri sería por escrito.

Macri pidió la semana pasada a la oposición que se sentara a la mesa de negociaciones para llegar a un acuerdo sobre un decálogo de políticas públicas que considera necesario para garantizar la estabilidad económica de cara a las elecciones presidenciales del próximo 27 de octubre, en las que buscará un segundo mandato.

Cristina Kirchner, inmersa en varios procesos judiciales por corrupción por los cuales denuncia una persecución judicial, aún no ha revelado si competirá en las urnas.

Por la corresponsalía Buenos Aires.






Comentarios