El jefe de Gabinete de la Nación se refirió a las elecciones del próximo 27 de octubre, y habló también del acuerdo de gobernabilidad. "Estamos abiertos a conversar con todos", dijo.


El jefe de Gabinete de la Nación, Marcos Peña, afirmó hoy que, en la búsqueda de un acuerdo de gobernabilidad con consensos básicos, están “abiertos para conversar con todos”, aunque advirtió que en el kirchnerismo “hay una concepción de la democracia más pobre, autoritaria y personalista”.

En diálogo con radio Mitre, Peña indicó que el acuerdo buscado por el Gobierno es “una invitación a una idea de responsabilidad política, en la que la mayor cantidad de dirigentes puedan expresar sus acuerdos con cosas que deberían ser obvias”.

En referencia a las elecciones generales del 27 de octubre próximo, el jefe de Gabinete dijo que en octubre “va a pesar que la mayoría de los argentinos no quiere volver atrás, con ganas de sacar lo mejor de nosotros, ese orgullo nacional”, y aseveró que “el que quiera votar por el bolsillo, debería votar por Macri: si el kirchnerismo vuelve, la economía va a ser peor”.

Si bien evitó decir si tenía pautada una reunión con el ex ministro de Economía Roberto Lavagna, o con el renovador Sergio Massa, planteó que “la convocatoria está abierta a todos los dirigentes, incluso a los del kirchnerismo”, y “aquel que dice que no fue convocado, tiene que entender que es una conversación en marcha, una invitación”.

“Estamos abiertos a conversar con todos con el objetivo de poder aportar, no con diagnósticos de coyuntura, sino con cosas en las que cada uno exprese su acuerdo”, agregó.

Sin embargo, “en el kirchnerismo hay una concepción de la democracia más pobre, autoritaria y personalista”, planteó Peña, quien de todos modos aseveró que esta corriente será “una expresión política muy importante en esta campaña, y es importante que reconozcamos que Cristina Kirchner es parte del proceso político”.

El jefe de Gabinete dijo que no pudo leer completo el libro “Sinceramente”, de la ex presidenta; sin embargo, opinó que “lo que uno lee es lo mismo que escuchó en las cadenas nacionales durante horas todos los días, en una Argentina que a veces nos olvidamos cómo era”.

“A eso le agregó dosis de mayor enojo, revanchismo y autoritarismo conceptual en todos los planos”, dijo Peña, y opinó que “de todos modos, está bien que todo el mundo se exprese en absoluta libertad sobre lo que piensa y siente”.






Comentarios