El diputado nacional del PRO en Cambiemos por Buenos Aires, dio un taller en Alta Gracia.


Durante la mañana del jueves 20 de diciembre, en la Oficina Legislativa que el partido del presidente Mauricio Macri tiene en Alta Gracia, Marcelo Wechsler coordinó un taller sobre comunicación no verbal.

Minutos antes, conversó con Vía Alta Gracia. “Venimos a hablar de la importancia del otro, que parecería un tema filosófico pero tiene que ver con que el 93 por ciento de una comunicación tiene que ver con el cómo y 7 con el qué, que el 85 por ciento de las decisiones que nosotros tomamos son instintivas, solamente el 15 por ciento racionales”, introdujo Wechsler, quien tiene como referente político al rabino Sergio Bergman, Ministro de Ambiente de la Nación.

Desde la Neurociencia, el coaching ontológico y la Programación Neuro Lingüística (PNL), Wechsler destacó la importancia de considerar al otro en política y a la comunicación como medio. “La política es rizomática, de raíces, horizontal. Hoy las referencias son tu amigo, las redes sociales y dejó de ser, con todo respeto, el cura del pueblo, el maestro de la escuela”, analizó.

Respecto a los tres años de gobierno del presidente Mauricio Macri al frente del Ejecutivo Nacional, Wechsler los consideró como “durísimos” por tener, según su análisis, que “reconstruir algo que viene deteriorándose hace tiempo”.

Empero, pese a la crisis económica que azota al país, defendió lo realizado por Cambiemos en el país: “Yo prefiero ser país del G-20 y no Venezuela. Hemos vivido un año muy conflictivo, pero estamos seguros que en marzo o abril, después de las vacaciones y durante las vacaciones, vamos a tener el rebote de las medidas que teníamos que tomar para el bien de todos”.

Consultado sobre si hubo errores en el diagnóstico, en el análisis de la coyuntura o en la proyección de las políticas que se tomaron, Wechsler aludió a una crisis global: “Los mercados, entre prestarle a Argentina y prestarles a otros países, eligieron invertir en Estados Unidos. Los países emergentes pasamos a ser una quinta opción. Si tuviéramos equilibrio fiscal y no deberíamos endeudarnos, no habría pasado esto”.

Finalmente, defendió también la inversión en “ayuda social” como parte del camino para salir de un modelo clientelar y promover la proliferación de “emprendedores sociales”.






Comentarios