El pequeño de 4 años, que ya se encuentra fuera de peligro, tenía las vías respiratorias obstruidas por un elemento. Los agentes policiales lo asistieron con maniobras de primeros auxilios.


En la noche de este viernes, agentes policiales asistieron y trasladaron al hospital a un niño de cuatro años que tenía las vías respiratorias obstruidas por un elemento. El pequeño ingresó al nosocomio y rápidamente recibió la atención médica.

La Policía se comisionó en un domicilio ubicado en calle Olmos de barrio Córdoba, donde la madre del niño alertaba que no respiraba. Ante esto los agentes procedieron a realizarles maniobras de primeros auxilios y decidieron trasladarlo de urgencia al Hospital Arturo U. Illia.

Allí recibió la atención médica correspondiente, en la que observaron un elemento en la garganta del nene, logrando extraerlo.

El pequeño ya se encuentra estable de salud.




Comentarios