VíaSan Nicolás

Se trata de Soledad Carriaga, quien había sido atacada por al menos cinco sujetos, al parecer por cuestiones vinculadas a su actual pareja. 

Soledad luchó, y a un mes de la feroz golpiza que recibió hasta dejarla moribunda, volvió a su casa del barrio Virgen de Luján donde la esperaba toda su familia y vecinos que a diario pedían por su pronta recuperación. El milagro se hizo, y el próximo viernes 14 de julio harán una misa en su honor y una caminata a la parroquia de Guadalupe.

“Sole ya está con su familia y amigos gracias a Dios y a la Virgen. Para agradecer y suplicar, el 14 de julio rezaremos el rosario a las 14:40 en la iglesia de Guadalupe y a las 15:00 saldremos caminando con nuestro obispo Hugo Santiago hacia barrio Virgen de Luján con una réplica de la imagen a la casa de sole”, escribió en su cuenta el párroco Leandro Chitarroni.

“Al llegar tendremos la misa y tal vez bautismos en la vivienda de sole, y la imagen de la virgen de Guadalupe se quedará a visitar las casas empezando por la de ella”, continuó. Tras el violento ataque, la mujer de 38 años había ingresado al hospital con respirador y en estado crítico: tenía la cara desfigurada y los pulmones seriamente comprometidos.

El hecho fue caratulado por la justicia como “Lesiones Graves” e intervino en el caso la UFI N° 3, a cargo del Dr. Patricio Mujica Díaz. Los agresores fueron identificados como Victoria Andino, Olga Restucia, Julián Solís, Guillermo Cruz y Rául Luna. Según trascendió, una de las mujeres había tenido en el pasado un vínculo afectivo con la actual pareja de Soledad.

Fotografía: Leandro Chitarroni