La policía arrojó gases lacrimógenos y balas de goma. Detuvieron a cinco personas que ya recuperaron la libertad.

Efectivos de Infantería de la Policía de la Provincia de Buenos Aires junto a Gendarmería Nacional rodearon esta madrugada la planta de la empresa PepsiCo Snacks, ubicada en la localidad bonaerense de Florida, partido de Vicente de López, que se mantuvo ocupada por los trabajadores tras el cierre del establecimiento alimenticio.

A las 8, el vocero de las fuerzas de seguridad le advirtió a los trabajadores que tenían 5 minutos para abandonar la fábrica, y ante la negativa, procedieron a iniciar con el desalojo.

Durante el operativo, que duró una hora y media, hubo varias detenciones de manifestantes, que fueron liberados durante el mediodía.  En medio de enfrentamientos en los que las fuerzas de seguridad avanzaron sobre las carpas de los operarios que acampaban en el acceso a la fábrica.

Trabajadores despedidos quemaron neumáticos frente al ingreso a la planta tras el desalojo. Luego de que la policía ingresó en la planta, lograron controlarla y los ex trabajadores se retiraron sin quedar detenidos.

“Denunciamos que avanzan en este intento represivo luego de que la jueza Andrea Rodríguez Mentasty ratifico que dará curso al desalojo y que el fiscal pidiera que fuese en horas nocturnas. Llamamos a todas las organizaciones solidarias a que se acerquen a la fábrica”, advirtieron los operarios en un comunicado.

Los trabajadores decidieron tomar la planta de Florida luego del anuncio de cierre y el posterior despido de más de 600 personas el mes pasado. 

El comunicado de PepsiCo: