VíaPaís

Lo afirmó el vicejefe de Gabinete, Mario Quintana, y agregó que el objetivo es generar más puestos de trabajo.

El vicejefe de Gabinete, Mario Quintana, sostuvo hoy que la reforma laboral que impulsa el oficialismo será por “consensos” con todos los sectores, al destacar que no habrá “sorpresas” ni caerá “un misil inesperado para nadie”.

“En primer lugar lo que queremos hacer en todos los casos es generar condiciones para que haya más trabajo, y en segundo lugar lo vamos a hacer en base de consenso y diálogo con los sectores de los trabajadores y empresarios”, recalcó Quintana.

De esta manera, el funcionario se refirió al plan de la administración de Mauricio Macri respecto a la reforma laboral, iniciativa que proyecta tratar después de las elecciones legislativas, según lo anticipado en el ámbito oficial.

“Acá no va haber sorpresas, ni va a caer un Exocet (misil de origen francés) inesperado para nadie; y reconociendo en la mesa que hoy estamos dejando muchos millones de personas fuera del mercado de trabajo”, subrayó Quintana durante un reportaje en radio La Red.

Quintana subrayó que “la modernidad, la tecnología y la competencia nos exige ponernos a tiro” y enfatizó que una reforma laboral no implica “necesariamente mayor vulnerabilidad del trabajador en absoluto, sino de como podemos cuidando a los trabajadores, tener un mercado moderno para todos y no para pocos”.

“Lo estamos trabajando en consenso con las organizaciones sindicales desde hace uno meses y lo haremos con las fuerzas opositoras en el Congreso”, indicó.