Luego de tres semanas de búsqueda, encontraron restos óseos a la vera del río Negro y al ser analizados coincidían con los del hombre de 85 años.


El pasado viernes se encontraron restos óseos a la vera del río Negro, en los alrededores de la Peña Azul y Oro. Luego de realizar los análisis correspondientes y de un rastrillaje profundo en la zona, se pudo identificar a la víctima: Ignacio Alan, quién llevaba casi un mes desaparecido en Viedma. 

Desde el Ministerio Público informaron que “no se han hallado la totalidad de restos de la persona fallecida” pero que al analizar las piezas dentales y la ropa que se encontró en la zona, se pudo establecer que la víctima era el hombre de 85 años que era intensamente buscado por su familia y autoridades, según informa VDMNoticias. El fiscal Pedro Puntel fue el encargado de llevar adelante esta investigación. 

El anciano padecía demencia senil y desde el 9 de septiembre era buscado por la Comarca. La última vez que lo vieron estaba en la rotonda del nuevo puente de Viedma y la búsqueda se concentró en la zona del camino al Vivero Provinvial y las chacras de Idevi.

“El fiscal Juan Pedro Puntel ordenó el viernes la realización de rastrillajes en la zona, obteniendo resultados positivos en el día de la fecha. Durante las diligencias se encontraron prendas de vestir que coinciden con las que utilizaba Alan el día de su desaparición. Lo anterior se suma a los indicios aportados por los estudios realizados sobre las piezas dentarias realizados por profesionales del Cuerpo de Investigación Forense del Poder Judicial cuyos resultados fueran informados al representante del Ministerio Público este mediodía”, detallaron desde el Ministerio Fiscal.

Participaron del operativo el Cuerpo de Investigación Forense, Bomberos de Viedma, la división canes de la Policía de Río Negro. Aún faltan los resultados finales de la autopsia que aclaren cuando y como murió. 






Comentarios