El joven fue detenido a escasos metros de la escuela EPET Olga B. de Arko, en su poder tenía LSD, cocaína y marihuana.


Un joven de 23 años fue detenido ayer por la policía en Ushuaia en momentos que vendía droga a 50 metros de la Escuela Provincial de Educación Técnica (EPET) Olga B. de Arko. No obstante la mayor sorpresa de los policías fue el hecho de que el joven tenía el documento encima y fija domicilio en la ciudad de Río Grande, lo que llamó la atención de los investigadores.

Los efectivos policiales recibieron un llamado telefónico alrededor de las 18 horas en momentos que este joven merodeaba la zona de la rotonda de la EPET, e intentaba tomar contacto con algunos alumnos. Inmediatamente se dirigió un patrullero al lugar que al ser divisado por este joven, el mismo intentó salir corriendo pero fue demorado a los pocos metros.

Al ser sometido a la requisa, tras ser informado el Juzgado Federal, grande fue la sorpresa de los investigadores. No por que se tratara de grandes cantidades de droga, sino por la variedad del estupefaciente que el joven tenía en su poder. Fue así que se secuestraron dósis de LSD, de cocaína y una bocha de marihuana.

El joven se negó a dar precisiones a los efectivos y se presume que será trasladado hoy al Juzgado Federal para que preste declaración indagatoria ante el juez Federico Calvete y el fiscal Juan Soria.

Cabe señalar que se presume que el joven habría llegado recientemente a Ushuaia, ya que más allá de estar a metros de la escuela técnica de nivel secundario, estaba a una cuadra del Juzgado Federal y a dos cuadras de la División Antinarcóticos de la Policía Provincial, datos que parece haber desconocido.






Comentarios