La unidad sanitaria de la Municipalidad de Ushuaia comenzó a funcionar definitivamente asentada en la ciudad este lunes en el Barrio de las 640 Viviendas. 


“Hoy comenzamos con el funcionamiento de este verdadero centro de salud, que va a estar cada semana en un barrio distinto, cubriendo la demanda de atención primaria de vecinos y vecinas de cada uno de los sectores de Ushuaia, bien cerca de sus casas. Nuestro propósito es llegar antes que la enfermedad y brindar este servicio con esta unidad móvil que logramos tener con recursos propios, que es de la Municipalidad, que no se va, que se queda en Ushuaia”, dijo Malena Teszkiewicz, la secretaria de Políticas Sociales, Sanitarias y Derechos Humanos.

Contó que “ya se cumplieron nuestras primeras expectativas, respecto a la demanda que se generó en oftalmología”. Anticipó que “aquellas familias que no cuenten con obra social, o la cobertura de la misma sea mínima; el Municipio costeará los anteojos”, teniendo en cuenta que “de nada sirve hacer un chequeo y después no tener los recursos para comprarlos”.

“Fuimos testigos de la necesidad que presentaban los vecinos, se generaban largas filas de espera y muchas familias coincidían en que los problemas de aprendizajes que tenían sus hijos, era en consecuencia por la falta de visión”.

Cabe recordar que en la unidad móvil se ofrece ginecología, pediatría, clínica médica, nutrición, kinesiología, oftalmología, enfermería y enfermería con vacunación. Se atenderá en las 640 Viviendas de lunes a viernes, de 9:00 a 16:00 horas, a través de demanda espontánea y por orden de llegada. No obstante, Teszkiweicz subrayó que “los promotores de salud, realizan un relevamiento para detectar si hay casos que requieran prioridad o demande que el profesional deba dirigirse al domicilio del vecino o vecina”.






Comentarios