Los 5 tripulantes del "Galileo" navegaron por aguas argentinas durante 18 días haciendo escalas en varios puntos hasta llegar a la ciudad de Ushuaia, previo ejecución de actividades previstas en Islas de los Estados.


Luego de haber soltado amarras desde el puerto de Ingeniero White y haber navegado durante 18 días soportando los embates propios del bravo Mar Argentino, el velero “Galileo” arribó a nuestra ciudad. “El parte es: sin novedad“, dijo NIlo Navas, armador de la travesía del velero “Galileo”. 

Banderas al viento para recibir al “Galileo”

En horas del mediodía, amarraron en Ushuaia, donde fue recibido por una comitiva de Veteranos de la Guerra de Malvinas (VGM) y medios locales, en un día complicado por el viento que corría franco del sector Oeste.

El mejor recibimiento

“Para mi es muy significativo, porque acá hay compañeros mios del Crucero “General Belgrano” y este es el último puerto que tocó el Belgrano previo a zarpar a Malvinas, asique era muy muy importante venir a Ushuaia”, dijo Nilo Navas armador del proyecto.

Veteranos de Guerra al pie del cañón en el muelle del AFASyN

Un abrazo esperado

En su historia, el velero​ navegó por latitudes del Brasil, Uruguay, y todos los puertos del litoral marítimo argentino. “Algunos nos dicen ‘¿Para cuándo Barsil o el Caribe?’, y bueno, ahí va cualquiera. Vengamos al sur y vengamos acá que no nos cruzamos a nadie y andamos con nuestra banderita. Ustedes van a ver despues la bandera de Malvinas que quedó hecha girones, propio de 18 días de navegación dura“, expresó Navas.

El capitán conversa con los veteranos

En su navegación de 1200 millas náuticas, recogieron experiencias, algunos momentos más gratos que otros, cubriendo guardias por turnos de 2 horas cada uno y en donde el mayor obstáculo fue la meteorología.

Nilo Navas con el señor Tula VGM

Lo más duro fue en Puerto Deseado. Nos agarró un viento de frente y nos llevó para atrás. Voy a hablar en kilómetros, nos llevó 50 km para atrás. El capitán decidió navegar a la capa, se arriaron todas las velas y el viento nos empezó a empujar y sufrimos unos golpes terribles de 70 nudos, hablamos de 140 km/h y cuando finalizó, estábamos 50 km atrás“, relató Nilo. Asimismo, los temporales fueron acompañandolos en Puerto Deseado, Golfo San Jorge y en Bahia Aguirre.

Arranchando la maniobra para emprender la retirada

El Armador, Nilo Navas, destacó el rol de cada tripulante y en especial las decisiones del capitán Antonini y resaltó su experiencia al mando de unidades navales de la Armada Argentina “el capitán es un comandante de buques de guerra, es una persona con toda la sabiduría. Desde que tengo el barco es el capitán, asique en él confío y en él confiamos todos. Es seguridad del barco y de la tripulación“.

Capitán Andrés Antonini al mando del velero

Durante la singladura del velero entre Islas de los Estados y Tierra del Fuego, por canal Beagle, fueron acompañados por ballenas, pingüinos y aves marinas. Luego entraron por Paso Guaraní, pasando por Puerto Almanza e hicieron noche fondeados en Punta Remolino. “El capitán tomo esa iniciativa, él ya lo había hecho y lo pasamos de costado. Se veía el fondo, una cosa increíble, nos fuimos metiendo por los canales, disfrutando momentos complicados en donde jamás hubo desorden. El capitán toma la decisión justa y necesaria y nadie se altera”, relató Navas.

Velero Galileo amarrado en AFASyN

Los tripulantes, permanecerán en Ushuaia hasta el domingo y luego regresarán via aérea a Bahía Blanca. El velero quedará fondeado en la bahía hasta su nueva travesía, que según su armador, sería hacia el continente blanco, precisamente hacia la Base Antártica “Esperanza” para el verano próximo.

Cabe recordar que el “Galileo” es un velero oceánico del tipo Navaltec 38, de 11.50 metros de eslora, 3.75 de manga, 1.65 de puntal y 1.70 metros de calado






Comentarios