El defensor de Melella, Francisco Ibarra, dijo que la presentación efectuada ante el Consejo de la Magistratura de Tierra del Fuego, resulta completamente ridícula y sin ningún tipo de asidero.


La defensa del Intendente de la ciudad de Río Grande, Gustavo Melella, a quien acusan de pedir favores sexuales a cambio de empleo, rechazó el pedido de jury de enjuiciamiento del juez y de uno de los fiscales de la causa acusados de demorar la investigación, realizado por dos abogados de Buenos Aires.

El defensor de Melella, Francisco Ibarra, dijo que la presentación efectuada ante el Consejo de la Magistratura de Tierra del Fuego por los letrados Ramiro Hernán Rúa y José Luis Ghioldi, resulta completamente ridícula y sin ningún tipo de asidero.

Rúa y Ghioldi acusaron al juez de Instrucción 1 Raúl Sahade y al fiscal Pablo Candela de mala conducta, en el primer caso, por demorar la investigación, no asegurar las pruebas ni proteger a la supuestas víctimas; y en el segundo, por desestimar las primeras denuncias contra el intendente sin investigarlas.

Sin embargo, Ibarra dijo  que el pedido de jury desconoce completamente el estado y la evolución de la causa, por lo que no tiene sentido y es parte del circo mediático armado contra Melella.

melella

Según el abogado del intendente fueguino, de la lectura de las actuaciones judiciales surgen todos los movimientos realizados por el juez y se descarta que en la causa puedan haber existido demoras o falta de vocación por investigar.

A su vez, en relación a la actuación del fiscal Candela, Ibarra recordó que el funcionario judicial efectuó dos requerimientos, uno en relación a presuntas irregularidades con la ejecución de obra pública municipal, y otro donde desestimó las primeras dos denuncias por abuso sexual contra el intendente al entender que no constituían delito.

No se puede desconocer que en materia de abuso sexual hace falta la declaración de la víctima. En este caso las víctimas declararon y el fiscal entendió que lo ocurrido no había sido abuso. Por eso digo que el pedido de jury es doctrinario y alejado de los hechos de la causa, aseveró el defensor.






Comentarios