La Comisión de Salud Pública (5), que preside la legisladora Liliana Martínez Allende será la encargada de analizar el texto de la futura Ley sanitaria.


Los Parlamentarios radicales, en sus fundamentos, sostienen que “es preciso contar con una herramienta legislativa que permita la correcta atención de las personas que desean lograr un embarazo y no lo consiguen”.

En sus fundamentos, los impulsores del proyecto, plantean que “nuestra Provincia, en el ámbito de la salud pública y privada, viene desarrollando en los últimos años mecanismos suficientes para atender los tratamientos de baja complejidad de manera eficiente”.

“La necesidad de plantear este proyecto es para ampliar supuestos que se dan en el marco de la infertilidad y la posibilidad de obtener más y mejor cobertura en el ámbito de la salud pública fueguina, de las obras sociales y coberturas médicas de la Provincia. Asimismo, exige un plan Nacional que cuenta con un programa especial y medicamentos que se articulan en el marco de la ley 26.862”, sustentan los radicales en el escrito.

La norma propuesta, establece que la autoridad de aplicación sea el Ministerio de Salud, “el que está autorizado a celebrar los convenios y acuerdos de asistencia técnica, científica y financiera con la autoridad competente en el orden nacional, a fin de implementar y financiar las prestaciones básicas previstas en la Ley a la cual adhiere la presente normativa”, concluyen.

Por último, el proyecto instruye “a la Obra Social de la Provincia de Tierra del Fuego o al organismo que en el futuro lo reemplace, para que incorpore dentro de las prestaciones que brinda a sus afiliados, la cobertura médica que establece la Ley”.




Comentarios