Noche estelar se palpitaba en Campolter luego de los juegos de ida de las semifinales para este Torneo Apertura 2018, en un año que levanta su nivel gracias a la modificación en el formato de disputa.


  Las semifinales del Torneo Apertura para el Fútbol de Salón de la Federación Ushuaiense mostraron de lo mejor que se podía esperar sobre la pista naranja de Campolter con dos espectáculos a la altura. En primer turno, Los Cuervos del Fin del Mundo supieron prevalecer y remontar la desventaja ante El Porvenir.

Noche estelar se palpitaba en Campolter luego de los juegos de ida de las semifinales para este Torneo Apertura 2018, en un año que levanta su nivel gracias a la modificación en el formato de disputa.

Haber planificado un Torneo Apertura y un Torneo Clausura como se le pedía hace tiempo a la CAFS en Ushuaia, motivó a los jugadores por la competencia y, sobre todo, los playoffs. Esta instancia mano a mano genera una intensidad y dramatismo que no se consigue en una etapa regular larga y extensa, aburrida.

Los Cuervos del Fin del Mundo y Magallanes, los clasificados a la final.

Abriendo la jornada dominical tras la disputa de los duelos del 5° al 8°, estaban El Porvenir y Los Cuervos del Fin del Mundo. Los comandados por Obando habían sorprendido sacando un 4-3 en el primer enfrentamiento, a la espera de la vuelta, donde estaban dispuestos a dejar todo para conseguir el objetivo.

El arranque tuvo a los azulgranas arriba 2-0, revirtiendo la desventaja y con buenas sensaciones, pero descontó rápido “Porve” para reavivar la llama de la esperanza.

A partir de allí algunas desatenciones defensivas, la expulsión por doble amarilla de Ortega pilar en defensa y el exceso de faltas atentaron contra el objetivo. Matías Avendaño se hizo cargo del protagonismo y no dudó para marcar dos veces desde la pena de doble penal con remates inatajables. Además, el capitán y emblema cuervo se mostró imparable, abriendo espacios y huecos para sus compañeros.

La ventaja se disparó de ahí al cierre terminando en 7-2 tras los 20 minutos iniciales y, a pesar de que El Porvenir descontó, la salida por lesión de Martin Caligaris también caló hondo para revertir la realidad. Se intercambiaron ataques y goles, pero en ningún momento estuvo en jaque la clasificación de Los Cuervos del Fin del Mundo a la gran final. 





Comentarios