Seguimos en el 65% de ocupación de camas, a veces es un poco más o menos, porque es muy dinámico. En el sistema privado creemos que está un poco por encima de esos valores. Sin embargo, no queremos llegar al límite, por eso tomamos esta decisión con los directores de los hospitales que atienden coronavirus”, sostuvo el secretario ejecutivo médico del Sistema Provincial de Salud, Luis Medina Ruíz en una entrevista con Vivo Tucumán.

También explicó que, “la capacidad suficiente, pero sabemos que no es ilimitada. Hay camas con respiradores, pero también es limitado el recurso humano que es valioso y tiene un tope de horas de trabajo. Por eso entre todos tenemos que cuidar al personal de salud”.

Llegamos a la determinación de postergar, no suspender, todas las cirugías programadas que no requieran una intervención de urgencia, por ejemplo, las de cálculos en la vesícula, en casos en los que hay un cálculo grande, con una vesícula que no está inflamadas y no corre riesgo. Un caso diferente sería el de una persona que tiene litiasis vesicular, con las paredes engrosadas, con cálculos chiquitos que pueden obstruir la vía biliar”, explicó el profesional.

Hay una serie de cirugías que “pueden posponerse, como una estética o el reemplazo de una rodilla con artrosis, para que podamos tener disponibles todas las camas posibles para atender a los pacientes covid y no covid que requieran urgencia, por ejemplo, en casos de una cirugía oncológica, complicaciones cardíacas o respiratorias que requieren internación”.