Por haber asesinado a sus dos hijos en 2017, se ratificó la prisión domiciliaria y deberá usar tobillera con GPS. 


Un juez de Tucumán ratificó la prisión domiciliaria que se le concedió a Nadia Fucilieri, la mujer que permanece detenida acusada de haber asesinado a sus hijos de dos y cuatro años en octubre de 2017, informaron hoy fuentes judiciales.

Tras una audiencia oral realizada ayer, el juez de Cámara, Enrique Pedicone, ordenó que Fucilieri (29) continúe privada de la libertad aunque en la casa de un familiar y monitoreada con una tobillera con GPS.

Además, el magistrado ordenó que sea sometida a un tratamiento psiquiátrico y que la medida se haga efectiva dentro de las próximas 72 horas, es decir que deberá ser trasladada desde la cárcel en la que permanece con prisión preventiva desde hacía 14 meses a la casa de su tía, donde continuará detenida.

El hecho que se le imputa ocurrió el 4 de octubre de 2017, cuando Fucilieri asesinó a sus hijos Marcelino y Pía del Rosario con un bisturí mientras dormían, en su habitación de la casa familiar.

Por la mañana, un pariente encontró a los niños muertos y a la mujer ensangrentada y en estado de shock, dentro de la vivienda, y dio aviso a la policía.

Según los investigadores, la mujer permaneció entre cinco y seis horas junto a los cuerpos de los niños y, luego, intentó quitarse la vida.

En la requisa que se realizó en la casa, se encontraron elementos que indicarían que Fucilieri habría sufrido un trastorno emocional antes de cometer el crimen.

La mujer, que es técnica obstetra, estaba separada del padre de los niños, Aldo Martínez, desde enero de 2017.

Desde ese momento, el hombre no veía a sus hijos ya que tenía una orden de prohibición de acercamiento dictada por un juez penal, a partir de una denuncia realizada por Fucilieri.

En tanto, el fiscal Diego López Ávila a cargo de la investigación, ordenó que la causa sea elevada a juicio y le imputó a la mujer el delito de doble homicidio.






Comentarios