Personal de Sepapys y del 911 se turnarán para garantizar la transitabilidad en el lugar.


Como consecuencia del mal funcionamiento del sistema de bombeo de los túneles de calle Córdoba y Mendoza de San Miguel de Tucumán, la Secretaría de Obras Públicas trabaja para solucionar el inconveniente y dispuso guardia las 24 horas para asegurar la transitabilidad en el lugar.

Este problema en las bombas puede afectar el pavimento, que fue reparado en las últimas semanas, por lo que se dispuso que el personal del 911 y Servicio Provincial de Agua Potable y Saneamiento (Sepapys) controlen de manera manual los niveles de los líquidos. “Cuando hay baja de tensión entra en falla el sistema de bombeo que pasa a funcionar en forma manual. Esta baja de tensión se debe a la quema de caña que afecta el abastecimiento eléctrico”, explicó Daniel Rivero, subsecretario de Obras Públicas.

Las guardias serán de 8 a 20 horas y de 20 a 8 horas, el turno nocturno será para los efectivos policiales que además garantizarán la seguridad. Además, el Tribunal de Cuentas aprobó la compra de cámaras de seguridad y monitoreo; las mismas serán colocadas en los extremos de los túneles y a mitad de recorrido. 

La custodia de las bombas debe ser durante todo el día porque las mismas deben estar en funcionamiento permanente. “Se necesita instalar un componente electrónico que tiene que ser compatible con el sistema automático. Es una memoria inteligente. Las bombas funcionan en forma alternada. Coordinamos con Edet para lograr estabilizar las bajas de tensión”, detalló Rivero.

Se estima que una vez reparado el dispositivo que se dañó en la bomba, tardará 10 días en ponerse en funcionamiento de manera automática. 


En esta nota:

Otras Obra Pública Tucumán


Comentarios