La votación termino con 39 votos a favor y 4 en contra. Quienes portaban el pañuelo verde se manifestaron fuera del recinto ya que no pudieron ingresar.


Este jueves la Legislatura de Tucumán aprobó el proyecto que declara a la provincia como “pro vida”. La votación terminó con 39 votos a favor y 4 en contra, rodeado de críticas y protestas por parte del sector de los “pañuelos verdes” ya que denunciaron que no se les permitió en ingreso al recinto. 

De esta manera quedó establecida “como política de Estado la defensa de la vida desde el momento de la concepción en el vientre materno hasta su muerte natural”, según informa LV12

A menos de una semana de la votación en el Congreso de la Nación para ver si se aprueba o no el proyecto de Ley de Interrupción Voluntaria del Embarazo (IVE), en Tucumán se impuso por mayoría en la Legislatura, el proyecto que fue impulsado por la legisladora Sandra Mendoza y su cuñado, Juan Enrique Orellana.

Pero antes de que cada Legislador manifieste su postura, quienes participan en la campaña por el aborto legal, seguro y gratuito manifestaron a través de las redes sociales que quienes tenían pañuelo verde no podían ingresar al debate. Sólo hubo pañuelos celestes acompañados de la frase “Salvemos las dos vidas” en el palco del recinto y varios funcionarios hicieron notar esto en su discurso.  

Quienes apoyan el proyecto de Ley IVE, que ya tiene media sanción y se definirá el próximo 8 de agosto si es Ley o no, habían convocado a un “pañuelazo” a las 10 de la mañana y no pudieron ingresar al debate por restricción de la policía. Pero no solo integrantes de diferentes organizaciones que portaban pañuelos verdes fueron excluidos del debate sino también asesores de políticos que llevaban el distintivo verde. Nancy Bulacio, Fernando Valdez, Silvia Rojkés y Stella Maris Córdoba fueron los legisladores que votaron en contra del proyecto de Mendoza.




Comentarios