Esta medida fue presentada por la legisladora Sandra Mendoza y será tratado en la Legislatura provincial.


El jueves 2 de agosto la Legislatura de Tucumán tratará un proyecto que busca declarar a la provincia como territorio “pro vida”, el mismo es impulsado por la legisladora Sandra Mendoza y su cuñado, Juan Enrique Orellana a una semana de que se vote en el Congreso de la Nación para ver si se aprueba o no el proyecto de Ley de Interrupción Voluntaria del Embarazo (IVE). 

En el documento presentado en el recinto para ser tratado mañana se trata al tema como “Sanción con fuerza de Ley” y el mismo busca “Declarase a la Provincia de Tucumán como PROVINCIA PROVIDA considerando como política de Estado la defensa de la vida desde el momento de la concepción en el vientre hasta la muerte natural”. 

Será tratado el día jueves en la Legislatura de Tucumán.

Según detalla El Tucumano, la Legisladora informó que cuenta con la cantidad de votos necesarios para que el proyecto se transforme en Ley. “Si llega a salir aprobada el jueves en la Legislatura no creo que vaya a tener adhesión en Tucumán”, señaló en relación a la posibilidad que se legalice el aborto el próximo 8 de agosto a nivel nacional.

“El único que decide quién debe morir y vivir es Dios; primero por principios religiosos y segundo la constitución dice que se es persona desde la concepción”, sostiene Mendoza quién afirma que el 60% de los tucumanos están en contra del aborto.

También hizo referencia al financiamiento de los abortos gratuitos: “¿Quién le va a pagar a todos los médicos?, ¿qué va a pasar con los médicos que no están de acuerdo?, ¿de dónde va a salir el presupuesto, porque supuestamente te hablan de una millonada que sale hacer un aborto? Que vaya cualquiera y haga un aborto ¿Ydiai? ¿Quién lo paga? Estamos en un país que está incendiándose, ¿de dónde va a salir la plata ahora para los abortistas?”, remarcó. 

En el único caso que apoya la interrupción del embarazo es ante un caso de violación: “Estoy de acuerdo en que las mujeres violadas se los hagan, pero por qué vamos a dar libre albedrío; hay otras cosas que debemos hacer: en Tucumán debemos adherir a la ley de Educación Sexual Integral, uno tiene que informar”, señaló y remarcó que esto no se hace por que las agrupaciones católicas se oponen.

La representante tucumana aceptó que a pesar de que no se apruebe el proyecto IVE “no se van a terminar los abortos, pero tampoco va a ir libremente una persona a hacer lo que no debe hacer” y señaló que la clave es informar. Además, remarcó que se debe agilizar la Ley de adopción: “Tenemos que avanzar en la ley de adopción, hay tantas familias que quieren un hijo y no lo pueden tener por las trabas. Hay mujeres que lamentablemente no lo pueden criar ¿y por qué lo va a matar si hay otra familia que lo puede criar y mejor que ella?”.




Comentarios