La última vez que vieron a Priscila Paz se tomó el colectivo para volver a su casa pero nunca descendió en la parada. 


Una joven de la localidad tucumana de San Pablo está desaparecida hace tres días. La última vez que la vieron fue cuando salió de trabajar y se dirigía a tomar un colectivo de vuelta a su casa. 

La joven de 21 años desapareció el domingo 23 a la mañana luego de retirarse de su lugar de trabajo, Motel Ovni, ubicado en la ruta provincial 301. “La recepcionista y el guardia de seguridad del motel vieron que salió y que luego tomó el colectivo camino a San Pablo. Después dos personas que viajaban en el colectivo la vieron y un chico que se bajaba en el mismo lugar que ella nos dijo que no la vio descender del colectivo”, detalló Federico Paz, hermano de Priscila en diálogo con El Tucumano.

Amigos y familiares recorren la zona intentando encontrar alguna pista que les indique el paradero de Priscila. Al mismo tiempo la familia sospecha de la pareja de la joven: “Desconfiamos de él porque ahora nos cambia su nombre. Él vino 3 o 4 veces a nuestra casa, Priscila lo trajo. Cuando se presentó nos dijo un nombre y ahora, cuando paso todo esto, le fuimos a pedir sus datos y nos dio otros”, comentó.

En el momento de su desaparición, Paz llevaba puesto pantalón gris, campera negra, zapatilla con franjas naranjas y tiene un piercing en el labio inferior.






Comentarios