La menor padecía una rara enfermedad hacía ya cuatro años y estaba segunda en la lista de espera para el trasplante. 


Sensaciones encontradas invaden a la ciudad tucumana de Concepción. Una niña de 10 años padecía una rara enfermedad y necesitaba con urgencia ser trasplantada de riñón. Después de cuatro años la donación llegó pero fue por la muerte de su madre. 

Según detalla Los Primeros, Sofía Denise Córdoba padecía desde hace cuatro años síndrome poliglandular autoinmune con candidiasis (APECED) y además distrofia ectodérmica, insuficiencia renal crónica terminal, síndrome de Adisson. Por esta enfermedad debía realizarse diálisis todos los días. 

Verónica Noelia Carrazco, su madre, lucho a la par de su hija para intentar mejorarle su calidad de vida. En un principio ella iba a ser la donante pero enfermedad hizo que la operación se postergara. Su hija estaba segunda en la lista de espera por un riñón.

Lamentablemente, Carrazco falleció el viernes 20 a causa de un accidente de tránsito. Tal como lo indicó su lucha, Verónica donó todos sus órganos y de esta manera su hija recibió el riñón tan esperado.

El domingo Sofía fue intervenida quirúrgicamente en el hospital Garrahan de Buenos Aires y todo fue un éxito. Actualmente se encuentra acompañada por los médicos y su tía. El sepelio de su madre será este lunes a las 17:30 en el Cementerio La Alameda.




Comentarios