Las palabras fueron escritas por Miky Calvo y Benjamín Guillou fue el encargado de dar vida a un vídeo que emociona.


La Selección Argentina tuvo en vilo a todo el país el pasado martes. Pero los nervios y la angustia que pesaba sobre el mundo futbolero se transformó en euforia y alegría con el gol del Marcos Rojo, a pocos minutos del final del partido frente a Nigeria. Argentina pasó a octavos de final en la Copa Mundial y esto inspiró a un par de tucumanos que crearon un vídeo que se volvió viral. 

“El milagro argentino”, se llama el vídeo que circula por Internet y dura poco más de cuatro minutos. La palabras las escribió Miky Calvo, de la dirección de Letras del Ente Cultural de San Miguel. Plasmo en su perfil de Facebook todas las sensaciones y sentimientos que se generaron durante el último partido de la Selección en fase de grupo. 

Calvo no es ajena a la realidad que atraviesa el país pero es consiente de lo que genera el fútbol, por eso cuando detallo todo lo que sucedió en el encuentro remarca que “un mundial cada cuatro años los convierte (a los jugadores en sanadores, en milagrosos“.

Y fue, Benjamín Guillou, un estudiante de locución nacional y periodismo, quién tomo los dichos de Calvo y lo ilustró con las imágenes justas para que emocione a todo aquel que lo vea. “Estaba en Facebook y vi un texto muy lindo que había escrito Miky Calvo. Ahí se me ocurrió la idea de hacer este video, le mandé un mensaje pidiéndole permiso para usar esas palabras, y me dio el ok. En ese momento empecé a grabar y editar”, detalló Guillou en diálogo con El Tucumano

El mensaje más lindo que recibí fue el de Micky, que me dijo lo que hice fue tal cual lo que él sentía al momento de escribir“, comentó la voz que se volvió viral en las redes. El vídeo superó las 30 mil reproducciones

Estas son las palabras que usa para recrear el gol de Marcos Rojo: “Flota un centro como un ramo de novia, que todos van a buscarlo, y de igual forma cae a la persona menos imaginada, quizás la más torpe, la más lenta, la menos astuta, pero la que que no se da por vencida, la que cree en los sueños, en las sorpresas y se lleva su regalo. Y allí se abrazan todos ante la encrucijada de un Rojo sol que parecía perderse y sin embargo se regocija entre lágrimas y llantos al ver esa pelotita diminuta guardarse en un rincón para siempre, mientras el mejor de todos se cuelga del cuello del menos pensado”.






Comentarios