Ocurrió en el barrio Lomas de Tafí de la capital tucumana.


Una mujer 39 años con domicilio en Lomas de Tafí, denunció que en el fondo de su casa encontró el cuerpo de un bebé recién nacido, razón por la que dio aviso a la Policía.

De acuerdo al informe del médico preliminar, se trataría de una beba recién nacida que presentaría signos de estrangulamiento y fractura de cráneo, cuya data de muerte sería de entre 8 y 12 horas, que habría sido arrojada al terreno donde fue hallada.

El cuerpo fue trasladado hasta la Morgue Judicial para que se le realice la correspondiente autopsia y se determinen fehacientemente las causas del deceso.

Desde el Ministerio Público Fiscal se informó que la muerte de un bebé, ocurrida en Lomas de Tafí, es objeto de investigación. En el hecho tomó intervención la Fiscalía Especializada en Homicidios II, subrogada por la doctora Adriana Giannoni.

Según las primeras averiguaciones, se pudo conocer que en un domicilio cuyo fondo colinda con el lugar donde fue encontrado el cuerpo, reside una menor de 14 años que en la noche del viernes habría sido internada en una clínica, desconociéndose su estado de salud. De esas investigaciones surgió además, que la madre de la menor no permitía que el médico de Policía la examine.

El personal de Homicidios realizó diligencias investigativas, ubicando al novio de menor, quien habría manifestado que la joven en cuestión se encontraba embarazada. Con estos elementos, surgió la sospecha de que la adolescente sería la madre de la recién nacida fallecida, y que su madre estaría involucrada en este hecho. Por lo cual se dispuso una consigna policial en el domicilio de la menor a la espera de nuevas medidas.




Comentarios