Ocurrió en la localidad de Monteros. El delincuente estaba acompañado de su novia.


En la localidad de Monteros al sur de la capital tucumana se produjo un singular hecho delictivo, ya que como la Cenicienta, un ladrón olvidó una zapatilla en la reja de la casa en la que ingresó a robar y fue descubierto.

En horas de la tarde un sujeto ingresó con un cuchillo y una punta carcelaria a la vivienda de calle Teodoro Meyer al 900 en el barrio Ñuñorco y sacó una garrafa. Cuando la dueña de la casa lo vio, el ladrón la amenazó de muerte, según la denuncia policial. En su huida, trepó una reja, y dejó su zapatilla clavada en una punta de seguridad.

Vecinos que vieron el hecho, intentó detener a los ladrones, pero escaparon, tras lo cual dieron aviso a la Guardia Urbana y a la Policía de Monteros. Los uniformados divisaron a la pareja (él tenía un pie descalzo) en una esquina del Barrio El Tejar, a pocas cuadras de la vivienda robada, y lo detuvieron, recuperando la garrafa. Fueron puesto a disposición de la Fiscalía I del Centro Judicial Monteros, para que la causa continué con su proceso.

Foto: Gentileza www.Monterizos.com.ar





Comentarios