El principal sospechoso es el hermano del abuelastro del niño tucumano que fue encontrado colgado de un puente en Las Talitas.


El hombre detenido ayer en Tucumán, principal sospechoso del asesinato de Benjamín Amaya, el pequeño de 4 años que fue encontrado colgado en un puente de la localidad de Las Talitas, negó haber cometido el crimen al declarar ante la Justicia, que lo apresó luego de los dichos de un testigo de identidad reservada que lo identificó por un rasgo físico particular, de acuerdo a lo informado por fuentes judiciales. Se trata del hermano del abuelastro del pequeño.

Además, en un allanamiento realizado en su casa, la policía encontró un cable similar al que se utilizó para ahorcar al niño, que ahora será sometido a peritajes, agregaron las fuentes.

Benjamín desapareció el jueves de la semana pasada cuando estaba al cuidado de su abuela en una casa del barrio El Colmenar y desde el inicio los investigadores sospecharon que se lo había llevado alguien conocido.

Operativo realizado en la zona donde fue encontrado Benjamín. (MPF).

Ayer a la tarde, durante la pesquisa que se lleva adelante, Claudio Algañaraz fue citado a declarar por la fiscal de Homicidios Adriana Giannoni, quien había recibido información que lo involucraba de parte de un testigo que declaró bajo reserva de identidad.

Ese testigo dijo que cerca de las 16 del jueves pasado vio al niño acompañado por un hombre al que describió por un aspecto físico particular y que los pesquisas relacionaron de inmediato con Algañaraz, explicaron las fuentes.

En su indagatoria de anoche, el acusado negó haber sido el autor del crimen, dijo que ese día no vio a Benjamín y destacó que, incluso, participó de su búsqueda cuando se enteró de la desaparición.

Las fuentes dijeron que el ahora detenido había dado la misma versión cuando la policía lo entrevistó junto al resto de los familiares días atrás, aunque al parecer ayer incurrió en algunas contradicciones que acrecentaron las sospechas.

El detenido será sometido a exámenes médicos completos y se le extraerán muestras biológicas destinadas a realizar estudios comparativos de ADN con evidencia secuestrada para la causa. También, por orden de la fiscal se incautó el teléfono celular de Algañaraz para ser peritado.





Comentarios