Se está llevando a cabo en el predio del Tafí Viejo Rugby Club. Se prolongará hasta el 14 de julio.


En un trabajo conjunto entre el hospital Avellaneda y la Nueva Asociación de Diabetes (NADIA), la provincia congrega a más de 60 pacientes que padecen esta enfermedad y a sus familiares para vivir una experiencia distinta desde la educación terapéutica.

El campamento comenzó hoy y se prolongará hasta el 14 de julio en el predio del Tafí Viejo Rugby Club. Las jornadas son auspiciadas por la UNESCO y el Ministerio de Salud Pública.

Consultada al respecto, la presidenta de la ONG NADIA, Nydia Farhat, comentó: “Por primera vez en la historia del país hacemos este campamento aquí, destinado a las personas que no pudieron llegarse nunca a los encuentros que venimos realizando en la ciudad de Río Cuarto, Córdoba, todos los veranos. Este es el campamento número 13 y el primero en el noroeste argentino”.

Esta idea fue recogida por un papá que participó con su hijo en las jornadas de verano y quedó totalmente conectado con esta iniciativa, así decidió buscar vínculos para poder hacer el proyecto en Tucumán.

“Apenas terminamos nuestro campamento en febrero, nos pusimos manos a la obra para venir y hoy estamos aquí felices, dispuestos a compartir la educación terapéutica porque no estamos solos; sabemos que podemos auto-gestionar nuestra enfermedad y que las personas que nos acompañan deben y pueden aprender también”, sostuvo.

Del programa participan niños de 3 a 16 años que vienen acompañados por sus familias, y a veces también por amigos o primos: “Es decir, alguien que esté muy cerca de ellos, a quienes puedan acudir ante algún tipo de necesidad y sabrá asistirlos. Los campamentos no son solamente para personas con diabetes porque es como reducirlos y excluirlos. Ellos viven en sociedad, necesitan de la sociedad y la sociedad saber qué es lo que les pasa. Este es un lugar donde van a adquirir mayores conocimientos porque tienen una ventaja, en estos tres días van a ser mayoría, cosa que no les pasa en la vida cotidiana”.

Y agregó que esta iniciativa es posible también gracias al apoyo del Ministerio de Salud y su programa de diabetes “que funciona maravillosamente”.

Por su parte, la médica generalista y especialista en Diabetes del hospital Avellaneda, Fernanda Rodríguez, explicó que los chicos están acompañados permanentemente por líderes diabetológicos, coordinadores, que son personas que transitaron por varios campamentos, adquirieron distintas competencias y hoy son sus tutores. Los coordinadores tienen entre 25 a 40 años, y colaboran desde sus experiencias y destrezas.

“No se puede concebir el abordaje de una persona con diabetes tipo 1 sin educación diabetológica; y la mejor manera de impartirla es generando estos espacios. Estamos en contacto con la naturaleza, cero tecnologías, habrá comidas cotidianas para que nos vayamos adecuando a la diabetes. El objetivo de esto es que sientan que la diabetes no los limita. Que vean que no están solos. Se encuentran con otras personas como ellos. Y algo fundamental: ir generando de a poco la autonomía”, detalló la referente.

Finalmente, el cocinero profesional y coordinador del grupo mayor, Diego Larrufa, contó que dentro de los talleres del encuentro habrá uno de cocina saludable. Los asistentes aprenderán a cocinar y comer mugcakes, empanadas, asado, pastas, pero siempre teniendo en cuenta el momento del día, si realizan actividad física antes y después, y medir sobre esa base su glucemia.

Cabe destacar que al campamento no sólo asisten pacientes y familiares de Tucumán, sino también de Salta, Santa Fe, Buenos Aires, Corrientes, Santiago del Estero y Córdoba. Sin dudas, un encuentro pionero y que marca un hito para el abordaje de la diabetes en esta sociedad.






Comentarios