Ocurrió en la esquina de Congreso y San Lorenzo en la capital tucumana. Por el hecho tres personas resultaron detenidas.


Un grupo de personas fue detenido por robar y agredir en pleno centro a personal de la Dirección de Guardia Urbana. 

Los bicipolicías de la Guardia Urbana, Carlos Mirk y Facundo Lobo Zenteno, realizaban recorridos preventivos en el microcentro de la ciudad cuando desde el Sistema de Emergencias 911 solicitaron su presencia en la intersección de calles 9 de Julio y San Lorenzo para intervenir ante un grupo de personas que había cometido varios ilícitos en la zona.

A partir de la descripción brindada, los agentes lograron identificar en la esquina de calles San Lorenzo y Congreso al grupo, compuesto por dos mujeres, una mujer trans y dos hombres. Al interceptarlos para identificarlos, se negaron a hacerlo e intentaron retirarse del lugar.

El empleado policial Mirk se interpuso delante de los hombres que intentaban escaparse del lugar pero la mujer trans que se encontraba con ellos le exigió que los dejara. En ese momento de tensión, los dos sospechosos empujaron al agente y la mujer aprovechó para arrebatarle su bastón.

Antes de que él pudiera reaccionar, la sospechosa comenzó a golpearlo repetidamente, lesionándolo en su mano y brazo derechos, y se le cayó el bastón. En ese momento, el agente Lobo intentó ayudar a su compañero herido, pero las mujeres lo agarraron y comenzaron agredirlo con golpes de puño y patadas. En medio del violento forcejeo, una de ellas intentó robar el arma reglamentaria del policía pero no lo logró y finalmente Mirk logró reducir a la mujer trans.

“Tres personas terminaron aprehendidas por atentado y resistencia a la autoridad, ya que agredieron físicamente a los policías e incluso intentaron arrebatarles las armas reglamentarias”, informó el comisario, José Labrín, jefe de la Guardia Urbana Capital.

Una vez en la dependencia, se identificó a los agresores: se trataba de una joven de 21 años, tres mujeres de 28, 18 y 23 años, una mujer trans de 26 años y un adolescente de 16.

A las otras dos mujeres involucradas en la trifulca, que están embarazadas, se les hicieron conocer sus derechos y fueron puestas en libertad. En cuanto al menor de edad, el Juzgado de Menores en Feria dispuso que sea entregado a sus padres.






Comentarios