El cargamento secuestrado era para el mercado santiagueño y tucumano.


El domingo pasado, la policía secuestró media tonelada de marihuana en la ruta nacional 89 cerca de Quimilí

Los investigadores sabían de esta operación por escuchas telefónicas en celulares que se utilizaban en la Cárcel Federal de Colonia Pinto. Dicha operación era coordinada por un caponarco bandeño, Ale Torres, quien arregló con una organización paraguaya el bombardeo de la droga.

Torres tiene un historial vinculado con el narcotráfico y particularmente con narcos paraguayos, quienes son sus proveedores de marihuana. 

Este último cargamento habría estado a satisfacer la “demanda” del mercado santiagueño y tucumano donde distribuida este importante jefe narco.




Comentarios