El acusado pasará siete días tras las rejas. El anciano, pidió que ayuden al nieto en su problema de adicciones.


Las víctimas tienen 76 años y su hijo 50. Según revelaron las fuentes, el hecho ocurrió en el interior de una casa del Bº San Martín, donde reside el abuelo junto con su nieto, Lucas.

El miércoles pasado a la tarde, el abuelo comenzó a sentirse mal de salud y llamó a su hijo Fernando para ser trasladado a un sanatorio privado. Tras ser examinado, el anciano regresó a su casa con su hijo y una de sus hijas. La víctima pretendía ingresar a su habitación cuando notó que la puerta estaba con llave.

Ante esa situación intervino Fernando, quien al abrir la puerta encontró a su hijo Lucas con una mujer en la cama de su abuelo. Indignado por la escena, le reclamó al acusado la situación.

En ese momento, el adolescente golpeó a su padre. Ante la violenta escena, Miguel le pidió a su nieto que parara con los golpes.

Fue entonces cuando el joven le gritó a su abuelo: “Cállate porque ya sabes lo que te va a pasar”. El padre, llamó a la policía y el acusado quedó detenido. 

Cuando comienzan a preguntarle al anciano “qué era lo que el nieto le hacía”, dijo que cada vez que no tenía plata para darle su nieto lo golpeaba. En una de esas oportunidades le había puesto una bolsa de cabeza y lo mantuvo así varios minutos, hasta dejarlo sin aire.

El lunes se realizó una audiencia, donde la fiscalía y se solicitó que el acusado siga detenido hasta tanto se realicen averiguaciones.

Además, las víctimas se presentaron a ratificar la denuncia y fue allí cuando el anciano pidió que su nieto reciba asistencia y que sea internado para ser tratado por su problema de adiciones. También pidió que sea excluido del hogar y sea entregado a su madre, quien reside en Clodomira.




Comentarios