El ladrón fue identificado como Matías Marcial Guerra, que estaba bajo efectos de estupefacientes.


La noche y la oscuridad fue aprovechada por un  delincuente para sustraer de un domicilio una motocicleta chopera, que después terminó abandonando porque se quedó sin combustible, lo que despertó la sospecha de la policía, que terminó atrapando al malviviente en las inmediaciones de la estación de servicio dónde había dejado el vehículo.

La policía fue advertida por los empleados del lugar dónde había quedado la moto. De inmediato se dirigieron a dicho lugar, ubicado en Avenida Belgrano y Rivadavia, dónde dialogaron con el empleado Oscar Ramón Farías, que les hizo una breve descripción de lo ocurrido y del perfil del muchacho que estaba con la moto.

Con estos datos en su poder, los uniformados salieron a buscar al malviviente y a metros de ahí pudieron dar con su paradero. El muchacho, identificado como Matías Marcial Guerra, que estaba bajo efectos de estupefacientes, contó que dejó el vehículo porque se había quedado sin combustible. 

El sujeto fue encontrado a los pocos metros de la estación de servicio dónde abandonó la moto robada.

Los agentes de seguridad decidieron aprehenderlo y llevarlo a la sede policial junto a la motocicleta, que tras las averiguaciones se dieron cuenta que pertenece a Fabio Rodríguez, que no estaba enterado que le habían robado la moto y recién se dio cuenta cuando los policías que fueron a su vivienda le comunicaron que tenían en su poder el rodado.

El fiscal Robles fue el que intervino en la causa y el que dispuso que el ladrón, conocido con el alias Matute, quede demorado, indicó Nuevo Diario Web.




Comentarios